Zumo de sandía: la bebida del verano

Es diurética, muy hidratante, rica en antioxidantes y vitaminas y minerales y además tiene muy pocas calorías.

Al estar compuesta en un 90% de agua esta fruta es perfecta para hacer frente a las altas temperaturas estivales. Si a ello le sumamos que su contenido en aminoácidos está relacionado con la disminución de los niveles de colesterol, que es antioxidante gracias al licopeno y que su riqueza en vitaminas A y C y en potasio y magnesio, no cabe duda de que la sandía es la fruta del verano.

Y si la sandía es la fruta del verano, el zumo de sandía es, por supuesto, la bebida de la temporada. La oferta en zumos preparados es rica y variada, pero la elaboración casera es sencilla, bastante más económica y permite controlar la cantidad de azúcares añadidos, por lo que esta es nuestra opción. Te contamos como prepararlo.

Ingredientes
– Media sandía
– 2 litros de agua
– 1 limón
– Hielo

Elaboración
Cortar la pulpa de la sandía en trozos pequeños quitando las pepitas. Después echarlos en la licuadora o batidora y mezclar. Añadir poco a poco el agua hasta lograr el espesor deseado. Agregar el zumo de limón y seguir batiendo. Servir en una jarra con los hielos o meter en la nevera si se prefiere fría.

A esta sencilla receta se le puede añadir plátano, con lo que se convierte en una estupenda fórmula para recuperarse después de un esfuerzo físico o de practicar deporte; melón, aún más refrescante o naranja, con extra de vitamina C, en función del gusto o las necesidades nutritivas de cada persona.