Yogur, el ingrediente perfecto para un desayuno 10

El componente ideal que combinado con cereales y fruta hace que empieces el día de la mejor manera posible.

Existe una creencia errónea: que las personas con problemas para digerir la lactosa no pueden tomar yogur, pero nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que un yogur, contiene unos 4 o 5 gramos de lactosa y generalmente las personas con este tipo de problema suelen poder ingerir hasta 12 gramos repartida a lo largo del día. Además como los fermentos llegan vivos al intestino, ayudan a romper y digerir la lactosa restante. Por este motivo, junto con fruta y cereales, es un ingrediente perfecto para un desayuno 10.

El yogur aporta un cóctel de minerales como calcio, fósforo o potasio y vitaminas y proteínas, pero si lo que buscas es un desayuno completo que te ayude a reponer energía tras el sueño y a arrancar el día con las pilas puestas, lo mejor es combinarlo con frutas y cereales. Por eso te proponemos tomarlo como más nos gusta a nosotros: mezclando fruta fresca, semillas, granos, frutos secos y nuestro toquecito especial. Así que si estás preparado, toma nota.

En un bol mezcla un yogur natural y un chorrito de sirope de ágave para endulzar, un toquecito de canela y otro de jengibre en polvo. Luego remueve bien hasta obtener un líquido uniforme – así tomado, avisamos, ya es delicioso-. Lo siguiente es añadirle copos de avena, nueces, pasas, semillas de chía, semillas de lino y un poquito de polen. Por último, un fruta fresca cortada. Puede ser casi cualquiera, pero las mejores, por este orden son: manzana, plátano, kiwi, pero o melocotón.

Además de estar muy rico y aportar nutrientes que necesitas, este desayuno completo te ayudará a llegar a la siguiente comida sin desvanecerte.