Wes Anderson nos lleva al cine con ‘Isla de perros’, un film en el que comer con los ojos

Una pandilla de perros animados con stop motion articulan esta futurista historia, que cuela entre fotograma y fotograma escenas de alto contenido gastronómico dignas de mención.

Japón en un futuro próximo: el gobernador nipón relega a toda una población de perros infectados a una isla basurero sin ninguna esperanza de cura. Sin embargo, el dueño de Spot -un niño de 12 años- acude en la búsqueda de su fiel amigo de cuatro patas dispuesto a salvarlo del obligado exilio. Con este pretexto arranca la novena propuesta del cineasta estadounidense Wes Anderson. Tras la presentación de una trama aparentemente básica e infantil, se esconde una trabajada joya visual hecha con stop motion, cargada de humor ácido y un fuerte mensaje de defensa del medio ambiente y los animales. En los 101 minutos de duración del film las referencias a alimentos típicos del inventario culinario japonés se convierten en verdaderas maravillas cinematográficas. En una de las escenas encontramos a un equipo juvenil de béisbol reunido al completo para disfrutar de un buen plato de ramen post partido. Aquí la diferencia la marcan la calidad de los detalles y el sonido, a cargo de Alexandre Desplat que reflejan la cuidada animación de ‘Isla de perros’ erigida por el trabajo de 27 animadores, y 10 ayudantes que han colaborado en su producción.

Sin embargo, la secuencia culmen -en términos de cultura gastronómica- de la película de Anderson, gira en torno al armonioso baile de las manos de un chef mientras prepara sushi. No es una escena más, ya que tres animadores trabajaron durante dos meses en esta parte del film que no alcanza el minuto de duración, y que se ha convertido en uno de los momentos cruciales de ‘Isla de perros’.

Y es que en lo nuevo del cineasta, que ha contado con la ayuda de Roman Coppola, Jason Schwartzman y Kunichi Nomura, ha sabido enfatizar de forma magistral la composición estética y la minuciosidad de todos y cada uno de los detalles de la historia. Incluso en las secuencias en las que los perros se alimentan de bolsas de basura mientras añoran las golosas latas y los suculentos premios que sus dueños les daban en sus vidas pasadas, destilan la belleza y delicadeza que Anderson ha impreso en la película.

Un acto tan cotidiano y terrenal como es comer alcanza otra dimensión gracias a la creación de estas secuencias y su maravilloso elenco de voces que no te puedes perder en versión original, con Bryan Cranston, Edward Norton, Scarlett Johansson, Bill Murray, Tilda Swinton, Frances McDormand, Jeff Goldblum, Harvey Keitel, Ken Watanabe, F. Murray Abraham, Liev Schreiber, Greta Gerwig y Bob Balaban.

A partir del 20 de abril llega a las salas de cine españolas, por lo que prepara las palomitas y disfruta de los guiños gastronómicos de ‘Isla de perros’.