La vajilla hecha con cáscara de huevo es una realidad

El proyecto denuncia el consumo excesivo y el desperdicio de algunos alimentos a la vez que fomenta la reutilización de los desechos como nuevos materiales para el diseño.

Y a ti ‘¿Cómo te gustan los huevos? ‘ Una pregunta, que el creador de esta rompedora idea, el diseñador Basse Stittgen, usó para dar nombre al proyecto con el que crearía objetos a partir de la cáscara de estos.  Al ver la enorme cantidad de huevos que se consumen al día, nada más y nada menos que 1,1 billones de 6,4 mil millones de gallinas, la creatividad del alemán se agudizó creando una vajilla hecha con los desperdicios de este alimento.

En el proyecto, el diseñador explora «la extraordinaria materialidad de un artículo de consumo» tal como él mismo lo define. Además de dar una segunda vida a los restos de los huevos, con la creación de esta atípica vajilla busca crear conciencia sobre el enorme desperdicio alimentario, su excesivo consumo así como el uso de biomateriales en el diseño como alternativa al plástico.

El set consta de varios platos, bandejas y soportes para los huevos en diferentes tonos que va de los marrones más claros a tonos dorados. Ninguna vajilla será igual ya que todas las formas de las cáscaras rotas serán únicas y diferentes. El proceso de creación es cuanto menos curioso. Primero, Basse recolecta los restos de los huevos de panaderías locales donde separará la yema, la clara y la cáscara. Después, las claras se deshidratarán para colocarlas en una prensa con calor a 200 grados junto a los pedazos de cáscara.  Et voila, tenemos vajilla elaborada con biomateriales reutilizables.

Os presentamos la primera vajilla hecha con cáscara de huevo. Una propuesta innovadora y sobre todo responsable con el Medio Ambiente.