Un supermercado vacío contra el racismo

Imaginémonos por un momento un supermercado con la mayoría de sus estanterías vacías, con apenas productos. De esta forma ha querido manifestarse contra la discriminación racial una cadena alimenticia alemana.

En un país en el que la inmigración es un tema clave y controvertido a nivel político y social, los supermercados alemanes Edeka han decidido eliminar de sus repisas todos los productos extranjeros. En su lugar cárteles con proclamas como “Así de vacío se ve un estante sin productos extranjeros”, “Sin diversidad, este estante luce sombrío”, “Ahora, nuestra selección tiene barreras” han sustituido al género.

En realidad las imágenes -que se han podido ver en redes sociales- forman parte del rodaje de una campaña viral de la marca. No es la primera vez que Edeka utiliza sus spots para invitar a la reflexión sobre diferentes cuestiones sociales como ya lo hiciera con la soledad de las personas mayores.

La importancia y el valor de la diversidad parece ser el leitmotiv de esta ocasión en la que las primeras reacciones no se han hecho esperar. El Partido Unión Demócrata Cristiana, al que pertenece Angela Merkel, ha calificadola idea como “un acierto” mientras que el Partido contra la Inmigración de la Alternativa para Alemania no ha tardado en manifestar su opinión contraria.

“Edeka es sinónimo de variedad y diversidad. En nuestras tiendas vendemos varios alimentos que se producen en diferentes regiones de Alemania, pero sólo con productos de otros países es posible crear una variedad única, que nuestros consumidores valoren” ha declarado el portavoz de los supermercados.