«El Thyssen en el plato», un diálogo entre arte y cocina

El Thyssen en el plato

Las obras pictóricas del museo se trasladan al plano culinario en este libro a través de las recetas de 25 chefs españoles.

No es la primera vez que el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza se interesa por la cocina, pues desde hace tiempo ofrece a sus visitantes una ruta gastronómica a través de algunas obras de su colección permanente y ha creado la línea de productos Delicathyssen, que incluye aceite, chocolate o vino y puede encontrarse en la Tienda del Museo. Ahora, el Thyssen ha publicado un recetario que fusiona el arte con la cocina a través de sus recetas.

Receta de Roberto Martínez Foronda inspirada en Sueño causado por el vuelo de una abeja alrededor de una granada un segundo antes del despertar de Salvador Dalí


Receta de Juan Mari y Elena Arzak inspirada en Composición de colores/Composición nº1 con rojo y azul de Piet Mondrian


Receta de Samy Alí inspirada en Verano en Nidden de Max Pechstein

En El Thyssen en el plato encontrarás un total de 25 recetas elaboradas por 25 de nuestros mejores chefs. Las obras de artistas como Piet Mondrian, Salvador Dalí o Max Beckmann, se desplazan a la cocina para dar lugar a unos platos exquisitos, únicos y llenos de arte.

Entre los chefs seleccionados para llevar a cabo este proyecto se encuentran Diego Guerrero, Andrea Dopico, Lucía Freitas o Quique Dacosta. En busca de inspiración, cada uno de ellos recorrió las salas del Thyssen y escogió una obra a partir de la que elaboraría su composición. Las pinturas no se han trasladado al plato de forma literal, más bien ha sido un proceso fruto de la sugestión que ha surgido por la temática, los materiales o los colores de la obra.

Receta de Quique Dacosta inspirada en Quappi con suéter rosa de Max Beckmann


Receta de Martín Berasategui inspirada en Paisaje con el Palacio de Caserta y el Vesubio de Jabob Philipp Hackert


Receta de Andoni Luis Adruiz inspirada en Venecia era toda de oro de Lucio Fontana

Además de la receta, el listado de ingredientes, acabado y presentación, los cocineros han incluido en el libro un breve texto que explica por qué eligieron esa obra y qué elementos de ella les han inspirado en su proceso creativo. El recetario, que nace de la colaboración entre el museo y los chefs, realiza una propuesta de la cocina como arte visual y nos anima a reproducir desde casa algunos de nuestros cuadros favoritos.