The Lobstar: la auténtica langosta americana llega a Madrid

Lobstar Roll

Es hora de descubrir uno de los bocadillos made in USA más jugoso del panorama gastronómico: el lobster roll.

El lobster roll también conocido como el plato estrella de las ciudades con muelle, es un bocata de bogavante típico de la región de New England en Estados Unidos. Debido a la creciente población de langosta en la ciudad costera se extiende esta nueva idea culinaria. Con el paso del tiempo logró expandirse por toda Nueva Inglaterra y debido a su bajo precio llegó a ciudades como Nueva York, Londres o París. Ahora Madrid se une al movimiento lobster roll gracias a The Lobstar.

Shrimp Roll

Este plato yanqui llega a Madrid gracias a un equipo de cocineros estadounidenses que viajaron hasta la capital para enseñar a los responsables The Lobstar las técnicas y productos con los que trabajan en los establecimientos americanos. El bogavante que es empleado para los rolls llega vivo de Canadá y se prepara en la cocina abierta del local. Todo el marisco tiene como añadido una mayonesa especiada y es colocado en el interior de un pan brioche pasado por la plancha y untado en mantequilla. La guarnición está formada por: patatas fritas caseras tipo raqueta, pepinillos dulces y salsa de tomate con un ligero toque de Buffalo, siguiendo así la tradición americana.

Batido de helado. Vainilla y caramelo crujiente

The Lobstar ofrece otras opciones con el marisco como ingrediente estrella entre ellas el Crab Roll, un sándwich con carne de cangrejo de concha blanda con guarnición. O el Shrimp Roll, un bocadillo de langostino con pan brioche relleno de langostinos frescos en tempura y una salsa ligeramente picante. Sin olvidar los postres, hay que hacer hueco para probar el donut de sidra, que fusiona el donut estadounidense con la sidra española y como acompañamiento un buen batido de helado.

Para disfrutar no solo de una oferta gastronómica el restaurante, situado en la calle Carranza 4, nos ofrece un encanto industrial en el que los materiales nobles son los protagonistas. Sin olvidar el neón en forma de bogavante que preside el local, no hay equivocación…