‘Still Lifes’, o el abrazo de la moda a la comida coreana

Bodegones de moda o editoriales gastronómicos. Así hace dialogar la diseñadora J. Kim a la modernidad de las prendas con la tradición culinaria de su país.

La diseñadora Jenia Kim lleva unos años mostrando sus colecciones de una manera tan visual como atípica. Para este editorial creó una serie de bodegones que reflejaban la tradición coreana, tanto en la comida como en la ropa. La idea surgió en un intento de crear algo típico –que reflejara el país- y presentarlo de una manera atípica.

Inmortalizados por el fotógrafo Eugene Shishkin, los bodegones nos ofrecen diseños de líneas limpias y tejidos ligeros. Se puede decir que la moda se confunde con el costumbrismo coreano. Para conseguir tal efecto, las piezas centrales de la colección aparecen solas, desnudas, y reclinadas en sillas. Se convierten así en elemento central de la composición, y se matizan con arroz, Kimchi, flores, y todos aquellos platos coreanos favoritos de la artista.

Con esta colección, Jenia vuelve a relucir la cultura y tradición de un país que ella y su familia tuvieron que cambiar por Uzbekistán. Una de sus principales fuentes de inspiración son los uniformes militares, los desfiles de los soldados de Corea del Norte, así como el tradicional vestido coreano, al que intenta conferir un aire renovado en cada colección.

www.jkim.ru