¿Es fácil ser celiaco en España?

El Defensor del Pueblo ha denunciado el excesivo coste que supone consumir alimentos sin gluten

Una familia que cuente con un miembro celiaco gasta de media en España 1040 euros más al año en la cesta de la compra que el resto, debido a los elevados precios de los productos sin gluten. Esto es, un incremento de 86,70 euros al mes. Para aquellas familias que llegar a fin de mes les supone una carrera de obstáculos, tener que alimentar a un celiaco se convierte en un verdadero problema añadido(especialmente si es un niño).

Es cierto que un celiaco puede alimentarse exclusivamente de verduras, frutas, huevos, leche, pescados y carnes y no tiene la necesidad de comprar los costosos productos para celiacos. Pero, ¿cómo le explicas a tu hijo pequeño que no solo no puede tener un juguete nuevo por navidad o estrenar unas playeras si no que tampoco puede tomarse un trozo de pizza o una galleta como el resto de niños de su clase?

Esto es precisamente lo que denuncia el Defensor del Pueblo, que recientemente ha publicado un informe sobre la Celiaquía en España, donde pide más apoyo por parte del gobierno para el colectivo sin gluten. La realidad en nuestro país es que no existe un presupuesto gubernamental destinado a este sector, por lo que según donde vives puedes optar o no a recibir ayudas. Algunas de las comunidades o provincias que sí cuentan con partida presupuestaria para los celiacos son Vizcaya, Extremadura, Cáceres o Ceuta.

En España, deberíamos tomar ejemplo de nuestro vecinos europeos, como Reino Unido donde los alimentos sin gluten se compran con prescripción médica, gratis hasta los 16 años y a partir de los 65 años. O en Italia, donde es obligatorio que los menús escolares tengan el mismo precio sean con o sin gluten, y además se entrega un cupón mensual a los pacientes (entre 100 y 140 euros) para que accedan a este tipo de alimentos.