Semillas de amapola: 5 deliciosas recetas que las incorporan

semillas-amapola

En comidas y postres, dulces y salados, crudos y cocinados… estas semillas van bien con todo. Descubre cómo se comen.

Las semillas de amapola se están convirtiendo en un básico más en las cocinas, y es que sus altos niveles de calcio, antioxidantes y ácidos grasos insaturados las hacen muy valoradas y preciadas, también en la medicina natural. Escogemos 5 recetas muy diferentes que las incorporan. ¿Te atreves?

Ensalada de fresas, pepino y semillas de amapola

Cuando nos apetezca un plato ligero y digestivo, esta ensalada de fresas, pepino y semillas de amapola será ideal. Tiene el punto justo de frescor y además es muy saludable, por lo que en estas fechas nos vendrá genial.

Al contrario de lo que podamos pensar, las ensaladas como esta también son perfectas para el invierno, ya que nos ayudan a depurar nuestro cuerpo y a cuidarnos por dentro.

ensalada-fresas-pepino-semillas-amapola

Foto: withsaltandwit.com

Galletas saladas de queso y semillas de amapola

Estas galletas saladas de queso y semillas de amapola son un sencillo y buenísimo snack para picar entre horas o en el trabajo. Para hacerlas, sólo necesitaremos hacernos con las semillas de amapola, porque los demás ingredientes como la mantequilla, la sal, la harina o el queso (de cualquier tipo) puede que los tengas en casa.

Aunque puedan parecer complicadas, su elaboración nos llevará bien poco, ya que solo es cuestión de mezclar y hornear. Y si nos hemos despertado golosos, las podemos untar en hummus, queso en crema o allioli, lo que les dará un sabor aún más intenso. ¡Para relamerse los dedos!

galletas-queso-semillas-amapola

Foto: sweetaddict.es

Pan de zanahoria y semillas de amapola

Esta receta de pan de zanahoria y semillas de amapola puede convertir un plato soso y aburrido en uno colorido, gustoso y diferente. Como acompañante, en un bocadillo, para untarlo… Mil maneras de comerlo y no dejar ni una miga. La zanahoria le da un buenísimo sabor dulce, y las semillas una punto crujiente.

En este caso las prisas no son buenas, y aunque sólo te llevará unos 20 minutos prepararlo, deberá reposar casi dos horas. Te aconsejamos dejarlo enfriar un poco antes de cortarlo, quedará mucho mejor. ¡Que aproveche!

pan-zanahoria-semillas-amapola

Foto: cherrytomate.com

Galletas sables con semillas de amapola

Un aperitivo de lo más suave y que nos quitarán de las manos, ideal para grandes y pequeños. Estas galletas sables con semillas de amapola no varían mucho de otras recetas típicas de galletas, pero las semillas las dotan de una textura y sabor algo diferentes, a la vez que aporta color.

Al cocinarlas les podemos dar la forma que queramos, así que si hay niños en casa, será cuestión de imaginación. Cuidarse y disfrutar no tiene por qué ir separados, y si no, pruébalas y nos cuentas.

galletas-sables-semillas-amapola

Foto: myeuropeancakes.com

Helado de naranja y jengibre con semillas de amapola

Quién no se ha comida un helado en invierno… Nosotros hemos pecado, y con este helado de naranja y jengibre con semillas de amapola aún lo haremos más a menudo. Se trata de una receta con un juego de sabores delicioso, con un punto picante y ácido único. Para hacerlo aún más bueno, la capa de chocolate blanco no durará ni dos segundos en nuestras manos.

Un helado visualmente atractivo y perfecto para todo el año, rematado con semillas espolvoreadas por todo el chocolate. Su elaboración no es complicada, pero sí que requerirá un poco de nuestro tiempo. ¡El resultado lo merece!

helado-naranja-jengibre-amapola

Foto: postresconestilo.com