Selfieccinos, la nueva moda en el mundo de los cafés

Ya es posible hacerte un selfie bebiéndote tu propio selfie.

La última tendencia en cappucinos no es diseñar corazones y cisnes con la espuma. Después de ver la cara de Ryan Gosling en un café, la cafetería londinense The Tea Terrace ha inventado los que probablemente se conviertan en capuccionos más fotografiados de la historia: los selfieccinos. Como es de esperar no hay un camarero detrás de estas caras tan perfectas en la espuma del café, si no que se utiliza una máquina especial capaz de imprimir cualquier imagen en una tinta comestible sin sabor. A pesar del truco, merece la pena poder beberte (y fotografiar) tu propio selfie. De momento puedes hacerlo en pleno Oxford Street por algo menos de 6 libras, aunque no sería de extrañar que pronto otras cafeterías del mundo se sumasen a la moda de los selficcinos.