Sébastien Bras renuncia a sus 3 estrellas Michelin

El jefe de cocina de Le Suquet quiere continuar con el prestigioso restaurante pero alejado de la presión que conlleva pertenecer a la biblia de la cocina.

Llegó al olimpo de la alta cocina y logró mantenerse en él más de una década. Sin embargo, Sébastien Bras ha renunciado a las 3 estrellas Michellin que contaba su restaurante, Le Suquet, en el sur de Francia.

Sebastién, que lleva al frente del local desde 2007, ha asegurado que ha sido“un bonito reto” mantener las 3 estrellas del restaurante que su padre, Michael Bras, fundó en 1992, pero también ha supuesto un enorme sacrificio y ahora mismo su deseo es “ser más libre y sentir menos presión”.

La prestigiosa guía de cocina ha anunciado que examinará la propuesta, pero que la salida no se producirá de manera inmediata. También han explicado que “la presión es inherente a la excelencia”.

No es la primera vez que un cocinero renuncia al prestigio de la guía Michellin. Joël Robuchon, Alain Senderens o Antoine Westermann son otros sonados nombres que decidieron abandonar los fogones o al menos pertenecer al selecto grupo Michellin antes de que la presión les sobrepasara, como ocurrió con el célebre cocinero Bernard Loiseau en 2003 que se quitó la vida ante la idea de que le quitasen una estrella.

La buena noticia es que pase lo que pase, Le sequet seguirá abierto. “Hoy queremos tener un espíritu libre para continuar de forma serena, sin tensión, hacer vivir nuestra maison con una cocina, un servicio que son la expresión de nuestro espíritu, de nuestro territorio”.

www.bras.fr