Salvador: el salvamanteles del siglo XXI

salvador_04

Esta estrella de mar imantada se pega como una lapa a cazuelas y sartenes para salvar todos los manteles.

salvador_01

Salvador es un salvamanteles que, mediante un sistema de imanes, se pega como una lapa a cazuelas y sartenes con lo cual, si las asas de los cacharros donde te has hecho la comida no se han sobrecalentado, puedes llevar a la mesa recipiente y protector a la vez, sin despeinarte y sin quemar manteles.

salvador_02 (1)

Está hecho de madera, silicona blanca traslúcida y superimanes de neodimio. La forma es, como veis por las fotos, la de una estrella de mar articulada, que se adapta a todas las piezas de una batería de cocina que se deje imantar (ya sabéis que no todas son susceptibles de casarse con imanes))  a los recipientes de estas baterías de cocina se adapta como un guante y si se trata de una cazuela o de una sartén, de unos 26 cm de diámetro, se queda bajo ella totalmente plana.

salvador_07

Cuando no la usas la estampas en la puerta de la nevera y queda chulísima. Ojo, si viene un familiar con marcapasos llévatelo lejos de él ya que el neodimio es un imán muy potente y puede afectar al funcionamiento de dicho aparato, también Salvador.

salvador_08

Se trata de un nuevo invento pensado, diseñado y llevado a cabo por el estudio Disolvente, Pilar Acón y Javier Arregui, pareja de emprendedores dispuestos a ir a por todo a base de inventiva e ingenio que han finalizado con éxito la campaña de crowfunding que presentaron en Verkami.
 

Salvador