Salino, una nueva propuesta de influencia mediterránea en Madrid

El nuevo restaurante de los hermanos Aparicio abre sus puertas con una oferta variada de picoteo y comida formal.

Poniendo las miras en el Mediterráneo los hermanos, Javier y Paco Aparicio, abren su tercer restaurante en Madrid, el primero fue Cachivache (2013) y luego El Raquetista (2015). La tercera propuesta es Salino, ubicado en la zona de El Retiro en la calle Menorca, 4.

El local está dividido en dos zonas diferenciadas, una para el picoteo informal con mesas altas y una barra, y un comedor decorado con tonos cálidos y maderas, pensado para una comida más formal alrededor de una mesa.

En cuanto a los platos, es evidente que se mezclan las raíces madrileñas con la influencia del mediterráneo, desde Levante hasta Andalucía (incluyendo inspiración gastronómica de Italia y Turquía). Salino es descrito como una cocina de memoria, producto y aromas de viejos fogones que se entrelazan en el amor por la gastronomía y se caracteriza por su sencillez y por el disfrute de las cosas pequeñas.

Su carta está dividida en seis apartados que conforman una gama de opciones concisas; tapeo madrileño, ensaladas, mar y tierra, arroz y pasta, pescados y carnes. De los cuales destacan las croquetas de centolla, el taco de gallinejas, y las albóndigas Garam Masala (bastante picante). Otras propuestas frescas son la piparrana de atún, la ensalada de sardina marinada y la otra Bloody Mary. En cuanto al apartado del arroz, destaca el de pato con toque valenciano.

Por último, el postre, siendo parte de la formación de los hermanos Aparicio, no puede decepcionar. Ofrecen un brownie acompañado de helado de chocolate oscuro y blanco con un canutillo de dulce de leche, para los más dulceros. Y por otro lado, una torrija de berenjena, hecha al modo tradicional acompañada por helado de vainilla y un parfait de limón.