La salchicha del futuro

Insectos, nueces y legumbres son algunos de los ingredientes no convencionales que una diseñadora, un chef molecular y un maestro carnicero proponen para un nuevo concepto de embutido.

La diseñadora Carolien Niebling se ha unido a un chef molecular y a un maestro carnicero para estudiar distintas técnicas de producción de salchicha y lo que podría ser el futuro de esta. Lo que propone son nuevas alternativas de carne y posibles nuevos ingredientes.

Se ha mencionado en muchas ocasiones el problema al que nos enfrentamos gracias al consumo excesivo de productos de origen animal, la falta de alimentos ricos en proteínas y lo que conllevaría que esto continuara. Es por eso que, en busca de reinventar la salchicha habitual, han agregado ingredientes como insectos, nueces y legumbres.

Niebling toma la salchicha y utiliza el formato que todos conocemos y le da la vuelta. Gracias a los diferentes tamaños que puede tener, la diseñadora aprovecha al máximo su caparazón para todo tipo de nutrición y propone una amplia variedad de rellenos. Un ejemplo de esto sería la salchicha de manzana dulce y chocolate, e incluso ha llegado a crear una mortadela con brócoli, coliflor y zanahoria.Hoy en día se desconoce lo que comemos, un alimento tiene más de lo que aparenta y lamentablemente no siempre es beneficioso para la salud. Cantidades altas de edulcorantes artificiales y conservantes desconocidos inundan nuestro organismo. La carne, aunque ha sido muy castigada en los último años, no necesariamente debe ser eliminada en su totalidad, y esto es lo que busca decir Niebling. Desde un enfoque experimental, pretende adoptar el formato de la salchicha y la industria de procesamiento de carne, para reajustarlo y readapatarlo a las necesidades que se avecinan.

La graduada de Diseño de Producto, desde hace tres años, ha estado creando de la mano de un maestro carnicero recetas que combinen atractivo visual y rellenos no convencionales, con un alimento rico en nutrientes. Ya sea una salchicha, mortadela, o el siguiente formato con el que nos asombre Carolien, no nos sorprendería encontrárnoslo un día por el supermercado.