QimmyShimmy y sus perturbadores alimentos

Delicadas esculturas de apariencia comestible para revolvernos las tripas.

A partir de arcilla polimÉrica, Quixuam Lim, conocida en instagram como QimmyShimmy, crea esculturas de forma realista donde siempre busca la convivencia entre dos universos opuestos, para generar de esta manera cierto repudio e incomodidad en el espectador.

La delicada apariencia de su trabajo es también la culpable de que, además de desagrado, sus obras creen cierto aura atractiva gracias a una estética cuidada y apetecible. Ahora, su última serie de trabajos combina alimentos comunes como las conservas, con órganos humanos.

El amor de Lim por la literatura y el cine fantástico queda plasmado en la maestría con la que la joven consigue traer a la realidad mundos imaginarios que ella misma crea para expresar sus inquietudes.

Esta serie, titulada ‘A little heart’ se exhibirá en la Beinart Gallery durante el próximo mes. Todas las obras se presentan servidas en el recipiente correspondiente a cada alimento, así, los Dim Sum, por ejemplo, se presentarán en las tradicionales cestas de cocinado al vapor en las que habitualmente se sirven en los restaurantes. De esta manera, el trabajo gana aún más realismo y se posiciona más fielmente sobre el mundo terrenal.

La idea para crear estas piezas nace a partir de la suposición común de que la gente china come todo tipo de alimentos. Esta afirmación que hace patente el desconocimiento de quien la verbaliza funciona como detonador en la mente de la artista que ha decidido llevar al extremo esta idea sobre la gastronomía asiática y crear, de esta forma, una especie de sátira que pone sobre la mesa el racismo que siguen padeciendo las personas de origen asiático en el mundo occidental.

Este trabajo promete dar la vuelta al mundo pues, aunque ahora se muestre en Australia, la artista con base en Singapur, ya ha realizado exposiciones por todo el mundo, incluyendo Nueva York, Londres o Hong Kong.