Proporciones y cantidades: la clave para una dieta sana

Instagram de la dietista Paula Norris

Cuidarse no es sólo saber lo que comes. Equilibrar las raciones y calcular correctamente las cantidades es esencial para una vida sana.

Nuestra dieta incide directamente sobre la salud del organismo, y aunque la calidad de los nutrientes que poseen los alimentos es de gran importancia, para conseguir una dieta equilibrada y sana es importante tener conciencia de la cantidad de comida que ingerimos, por eso hablamos sobre cómo controlar las porciones de alimentos puede beneficiarte sin apenas darte cuenta.

Durante las últimas décadas, las porciones de alimento se han visto incrementadas en restaurantes, bares y cafeterías, lo que ha producido más calorías y más nutrientes innecesarios en nuestra dieta. Por motivos como este, enfermedades como la obesidad y la diabetes se están convirtiendo en alarma social. De este modo, controlar las porciones y limitar la cantidad de alimento que consumimos es fundamental para frenas esta tendencia tan negativa para nuestros organismos.

Los componentes básicos de nuestra dieta deberían ser: frutas, verduras, cereales, lácteos, legumbres, carnes, pescados, pan y grasas saludables. Cada uno de ellos en unas porciones correctas. Un buen ejemplo es el consumo de carnes y huevos en promedio de 2 porciones diarias, mientras que del grupo de los lácteos deben consumirse entre 2 y 3 porciones por día.

Los medios suelen hablar del impacto negativo de las Redes Sociales, aunque debemos admitir que no toda la información que ofrecen este tipo de cuentas es de escasa relevancia. La cuenta de Instagram de la dietista Paula Norris es un buen ejemplo. Está llena de muestras gráficas, tremendamente fáciles de copiar, de cómo servir raciones de nuestros alimentos favoritos sin renunciar a lo que nos gusta, así conseguimos cuidar de nuestra salud y disfrutar al mismo tiempo.

Instagram de la dietista Paula Norris

Paula ofrece en sus fotos una buena guía para calcular las proporciones de una forma fácil y sencilla. No se trata de renunciar a ningún alimento ni ingrediente, pero sí debemos controlar las consecuencias negativas que un exceso puede tener en cada ingesta y aprender a elaborar recetas más saludables, equilibradas y sabrosas. Disfruta cuidándote con la dieta mediterránea.

Instagram de la dietista Paula Norris