‘Power and Food’ nos enseña lo que comen los poderosos

Hillary Clinton se pirra por el tabasco

El fotógrafo italiano Dan Bannino nos demuestra con su serie que detrás de las figuras políticas que nos deslumbran o infunden respeto, se esconden seres humanos ordinarios que normalmente también son fans de la “comida basura”.

El artista de origen italiano que rindió homenaje a las películas negras de los años 40  con la serie “Black stills” y nos reveló las obsesiones de músicos famosos, vuelve a poner de relieve la comida, un tema que le gusta particularmente, con el proyecto “Power and Food” que ilustra los hábitos alimenticios de los líderes espirituales, personajes folklóricos, míticos o líderes políticos mundiales.

Esta serie de fotografías de estudio sobre la comida que a los poderosos les gusta disfrutar, es casi una sátira sobre los gustos y hábitos alimenticios de estas figuras, que contrariamente a lo que podemos pensar, también disfrutan de la comida menos “noble” porque son sólo humanos ordinarios, como el resto de nosotros. Los colores brillantes y fuertes ayudan a que este proyecto sea una mezcla de política, arte y fotografía.


Si te chiflan las hamburguesas de McDonald ya tienes algo en común con Donal Trump -aunque te pese-.


La reina Elizabeth, sabe perfectamente lo que le gusta, usa solo un tono de esmalte de uñas, siempre lleva el mismo bolso, y adora a una raza de perro en particular. Por lo tanto en cuanto a caprichos foodies lo tiene claro, el chocolate en cualquier versión regado con té es un must en su dieta.


¿Qué es lo que no puede faltar en la mesa del líder supremo de la República Popular Democrática de Corea, Kim Jong – un? No es un plato Coreano, es queso francés y Emmental.


El Papa no es romano, pero como si lo fuera, uno de sus platos preferidos es la pizza.


Angela Merkel como buena alemana, ha declarado que su comida favorita es la típica Mettwurst muy popular en el norte del país, con col verde.


Desde la fría Rusia, Vladimir Putin no puede pasar sin su helado de pistacho.


Y Santa Claus ya sabemos que repone fuerzas con galletas y leche para poder repartir todos los regalos la noche más mágica del año.

www.danbannino.com