Por qué lloramos con la cebolla

onion-without-tears

Es abrirla y nos volvemos lloricas… detrás de este suceso hay una interesante explicación científica.

No es un fenómeno sobrenatural y tiene una explicación muy racional: las cebollas, o allium cepa, son unas plantas herbáceas que cuando crecen absorben azufre del suelo. Este azufre luego se dispersa en su composición y acaba formando parte de ellas.

cebolla-llorar-porque

Cuando cortamos una cebolla estamos partiendo sus células, provocando que estos compuestos se rompan y se liberen ciertas enzimas como las amilasas. Cuando las enzimas tocan el azufre se crean sulfóxidos de aminoácidos, los cuales a su vez forman el gas sulfóxido de tiopropanal, que cuando entra en contacto con la humedad natural de los ojos crea ácido sufúrico (H2SO4), el culpable de esta molesta sensación de quemazón e irritación en los ojos.

Pero ni nos estamos quemando ni hay ningún peligro. Lo que pasa es que nuestro cerebro interpreta el ácido sulfúrico como algo muy dañino, activando las glándulas lacrimales para eliminarlo y deshacerse de la amenaza a través de las lágrimas.

cebolla-llorar-efecto

Pero el sufrimiento se ha acabado, porque hoy en día muchas marcas de cocina ya venden unas gafas especiales para cortar cebolla, algo que nunca pensamos llegaría a ser tan útil.. Parece que la guerra cuerpo a cuerpo entra la cebolla y tú ahora sí la vas a ganar.