Popota, la heladería de Malasaña con el mejor helado del mundo

Vía Popota

Pistacho, maracuyá, gofio canario, croissant, avellana de Reus… estos son algunos de los sabores. Todos elaborados a partir de productos naturales y que están endulzando los paladares del barrio de la capital.

Las tardes de Madrid a 30 grados, el sol abrasador que te deja sin aliento, las largas colas de las piscinas públicas. El verano en la capital es algo tórrido, pero con un helado en la mano todo se ve desde un lugar más positivo y dulce.

Vía Popota

En nuestra búsqueda anual de nuevos lugares de magia en formato cucurucho, hemos descubierto un nuevo local que está endulzando los paladares del barrio madrileño de Malasaña. Paseando por la calle Carranza, cerca de la Glorieta de Bilbao, descubrimos Popota o el lugar donde se encuentra el mejor helado del mundo. Sí, has leído bien, el mejor. Su sabor llamado Mago Merlín -si ya te decíamos que este lugar tenía algo mágico- preparado con coco, plátano y fruta de la pasión es considerado como el mejor sabor del mundo en la Copa de Helado del Mundo 2018 celebrada en Rímini.

Vía Popota

Esta heladería gourmet, concebida por el chef Jordi Guillem y la licenciada en la Universidad del Helado de Bolonia Irene Ravchuk, presenta una mezcla de 12 tipos de helados, desde los sabores más clásicos a las combinaciones más alocadas. Además del betseller premiado, cuentan con el de pistacho de Sicilia, el de fresa elaborado con las frutas de Huelva, el de gofio canario, el de avellana de Reus, y muchos más. Todos los helados son elaborados in situ el mismo día y proceden de productos naturales contando con los mejores proveedores nacionales e internacionales.

Vía Popota

Vía Popota

Dentro de los sabores más demandados en Popota, esta el helado de croissant que se corona con  un topping del típico dulce francés. Por si fuera poco, la heladería hace volar nuestra imaginación con la creación de varios trampantojos como el helado Frankfruits. Aunque parezca que estás devorando un hot dog, en realidad estás degustando un pan brioche relleno de helado de avellanas, en formato salchicha, con salsas de frambuesa y mango. A este se le añade, cual guinda del pastel, un topping de avellana Negreta de Reus para simular la cebolla crujiente.

Vía Popota

Dale una alegría a tu paladar este verano y descubre los sabores y el espectacular local de la heladería de moda de la ciudad.