Platos tradicionales para una buena erección

El colectivo las ‘Yayas de Sils’ prepara un recetario con alimentos que ayudan a combatir la disfunción eréctil.

 

¿Te preocupa que tu herramienta no acabe de funcionar del todo? ¿O acaso sufres en silencio la blandura de tu aparato reproductor? Tranquilo. El colectivo culinario las ‘Yayas de Sils’ (Girona), formado principalmente por mujeres de entre 70 y 90 años y dedicado a recuperar y preservar el rico patrimonio gastronómico de su municipio, ha anunciado la elaboración de un recetario tradicionalmente mediterráneo con alimentos que contienen flavonoides para, tal y como aseguran, ayudar al hombre a combatir la disfunción eréctil.

“Para lo que viene siendo la flacidez del pene, pero también para mejorar el funcionamiento del corazón y del cerebro”, explica el coordinador del incombustible colectivo, Xecu Anoro. “Y eso gracias a los flavonoides [unos pigmentos vegetales antioxidantes que se encuentran en la mayoría de vegetales y en el cacao] presentes en los ingredientes que cocinamos, y que hemos tenido delante toda la vida sin darles importancia cuando, fíjate tú, resulta que son especialmente beneficiosos para la circulación sanguínea del pene, y también para la de los otros dos órganos”.

Limones, espinacas, cerezas, puerros, tomillo, grosella, nueces, ajos, eucaliptus, naranjas, hinojo, moras, endibias, menta, granada y un sabroso etcétera que tras pasar por los mágicos fogones de las abuelas, se sublimaran a modo de recetas en el libro La cuina dels flavonoides. Receptes de cuina tradicional per a la trempera, el cor i el cap.

Unos 60 primeros platos o entrantes a base de frutas y verduras (como la sopa de menta, las croquetas de cebolla y manzana, o la ensalada de lentejas y rábanos), a los que seguirán otra veintena de segundos platos de carne y pescado (calamares con pasas y piñones, pollo con granada y uva o brócoli salteado con ajos tiernos y jamón por ejemplo). Por último, el recetario ofrecerá unos cuantos postres con frutas y chocolate para aprovechar los flavonoides de ambos alimentos (cáscaras de naranja confitadas, cerezas bañadas en chocolate, mermelada de madroños o naranja con miel y canela).

“Aunque, ojo, la gente tiene que tener claro que ni el chocolate ni tampoco los flavonoides de las nuevas recetas, tienen algo que ver con un posible efecto afrodisíaco o de aumento de la libido para querer tener sexo. El objetivo final del recetario es simplemente hacer salud para tener una vida sexual más sana. Aunque sea en la tercera edad”, aclara Anoro para dejar clara la intención del colectivo.

Para ello y desde que las abuelas tuvieran la idea el pasado noviembre, el colectivo ha contado con la colaboración de todo tipo de expertos que los han asesorado a la hora de sacar el máximo provecho a los flavonoides de los alimentos que con sus cariñosas manos preparan. Nefrólogos, sexólogas, nutricionistas, andrólogos y cardiólogos “a los que queremos agradecer el apoyo recibido”, expresa Anoro.

Una prueba de ello es la decisión del colectivo de no vender el recetario para la ‘trempera’ y sí donarlo, ya que según explica el coordinador, “lo que queremos es divulgar un conocimiento sobre los alimentos que nosotros no tuvimos de jóvenes”.

Por ello, las yayas han tomado la decisión de repartir todos los ejemplares que finalmente editen entre los diferentes especialistas relacionados con el pene para que “si una persona los visita por algún problema, el especialista además de darle la medicación correspondiente, pueda darle el libro y decirle, mire, si sigue lo que indica este recetario, también se sentirá mejor”, concluye Anoro.