Paisajes que te comerías

Recuerdo que cuando era pequeña y leía historias como las de «Hansel y Gretel» o «Charlie y la fábrica de chocolate», pasaba más tiempo recreando en mi cabeza las casitas de galleta y los ríos de chocolate que preocupándome por el destino de los protagonistas del cuento.

Algo así debe ocurrirle, pero en una versión elevada a la enésima potencia, al artista británico Carl Warner, que en su serie «Foodscapes» recrea toda una serie de paisajes construidos a base de elementos comestibles. Con buenas dosis de imaginación, Warner construye escenarios increíbles y totalmente comestibles. Templos de salchichas a los que se llega navegando sobre una barca hecha de carne, islas de fruta, un bosque en el que el brócoli tiene el tamaño de un árbol centenario, océanos de repollos y lechugas, un castillo de chocolate blanco, fábricas cubiertas con tejados de lonchas de bacon, ríos de salami, montañas de jamón, formaciones rocosas a base de pan o queso parmesano, e incluso el skyline londinense reinterpretado con frutas y verduras o una reproducción del Taj Mahal coronada con una reluciente cebolla.

En su web puede verse la serie completa e incluso, haciendo click en cada una de las imágenes, se puede acceder al making-of de cada una de las composiciones. Alucinante.

Meat Cityscape

Yellow-Oasis

Breadford & Cheesedale

Fishscape 1

Cabbage-Sea

Salmon-Sea

Tuscan-Market

Brocolli-Forest

London Skyline

Texto por María Arranz