NANA Cafe

an28887168picture-by-daniel

Esta cafetería propone derribar las barreras que encuentran las mujeres adultas en la sociedad

NANA Cafe, localizado en el este de Londres, está dirigido por unas voluntarias muy especiales: las “nanas”, aquellas mujeres que pese a haber cumplido ya los sesenta y cinco años quieren seguir ofreciendo su vida a la cocina y demostrar todas sus habilidades en la alimentación.

En la cafetería, situada en un antiguo pub de Clapton, podrás encontrar comida de calidad y cafés artesanos elaborados con todo el amor que nos ofrecen estas expertas de los fogones.

«Suena cursi, pero se trata de reunir a todos», dice la fundadora de NANA, la empresaria social Katie Harris, para The Guardian. «Nunca entendí por qué las personas mayores están separadas en la sociedad o abandonadas. Esta cafetería propone romper esas barreras.»

aninditajudyandruth

En NANA Café se muestran las habilidades en la cocina y el deseo de estas mujeres de seguir participando en la sociedad con el buen uso de la cafetería en la que sirven comida deliciosa, casera y a buen precio para toda la comunidad. Además, las “nanas”, pese a trabajar como voluntarias, reciben una parte de los beneficios.

016_nana-528x352

Según un informe reciente de la organización benéfica Age UK, el número de personas de 55 a 64 años de edad que viven solas ha aumentado en un 50% en los últimos 15 años. «Por un lado encontramos señoras mayores con talento, apasionadas y buscando algo que hacer. Por otro lado hay una comunidad de personas que buscan comida sabrosa a un precio razonable. ¿Por qué no unir estos dos grupos?» Dice Harris, quien comenzó su carrera como consultora de diseño dentro del sector público.

nanna-pauline1

«No trabajo y soy una madre soltera. Sentía que necesitaba salir y conocer gente. Aquí puedo hablar y compartir mis habilidades. Sólo porque mis hijos hayan crecido no significa que yo haya dejado de ser mamá «, cuenta Anindita Greco, la voluntaria más joven del local, que afirma que para ella este proyecto ha sido un salvavidas.

 

NANA Cafe