«Mercado Little Spain» abre sus puertas en Nueva York

Un espacio dedicado a la gastronomía española como nunca se ha visto antes en pleno West Side.  José Andrés está listo para revolucionar la dieta de los neoyorquinos de la mano de Albert y Ferran Adrià.

¿Y si concentramos toda la cultura gastronómica de nuestro país y la inyectamos en el recién construido barrio de Nueva York Hudson Yards? José Andrés ha visto la oportunidad de exportar nuestra esencia a la nueva zona de moda de la ciudad. Y no lo ha hecho de cualquier manera, porque él sabe que cuando un proyecto lleva su nombre, las expectativas son muy, pero que muy altas. Para ello ha colaborado con Albert Adrià y Ferran Adrià, dos pesos pesados en la cocina nacional e internacional para darle forma a «Mercado Little Spain» que abrió sus puertas el 15 de marzo.

Describirlo es complicado, pues no hay nada similar ahora mismo. El espacio cuenta con un mercado para hacerte con productos típicos de la tierra como conservas o especias, así como libros de cocina para dar un toque español a tus menús en casa. También contará con puestos donde disfrutar de unas buenas patatas bravas o calamares y con un bar –que han llamado Bar-celona– en el que servirán todo tipo de cócteles acompañados siempre de una buena tapa que seguro se convertirá en el afterwork favorito de la zona. Sin embargo, Andrés no se contenta con todo esto y pretende llevar el proyecto un paso más allá en el futuro. Hace alrededor de un mes, aseguraba al nymag que las cosas que quería hacer eran tan españolas, que todavía no se hacen ni en España. Antes de que nos demos cuenta, habrán paellas preparándose a fuego de leña, empanadas gallegas y cortadores de jamón haciendo la boca agua a los visitantes. Los más golosos podrán disfrutar de la repostería más castiza. Los xuixos, pasteles típicos de Gerona rellenos de crema, fritos y cubiertos en azúcar –un bocadito ligero sin duda– no faltarán, así como los famosos churros y  porras.

Estaba claro que tratándose de un proyecto de tres chefs como José Andrés y los hermanos Adriá, conceptualmente debía proponer algo interesante y único. La alta y la baja cocina son conceptos que separan al cocinero del chef, al artesano del artista en materia gastronómica. En este espacio se derrumban esas barreras. Se podrá disfrutar de platos caseros, de esos de toda la vida que te traen los mejores recuerdos, como unos huevos fritos con chorizo en uno de los restaurantes; mientras en otro, y como no podía ser de otra manera, la cocina de vanguardia alcanzará un nuevo nivel.  Todavía no han querido desvelar más detalles, pero seguro dará de qué hablar.

«Mercado Little Spain» promete llevar la gastronomía a otro nivel a través de una inmersión  en la cultura española que todo neoyorquino querrá experimentar.  Han creado un lugar de encuentro, interacción y convivencia que ayudará a estrechar lazos a través de la comida. Porque no hay nada mejor que descubrir un país a través del paladar.

Mercado Little Spain