Los macarons con cara de bebé extremadamente realistas

¿Por qué cuando juntas algo tan romántico como un macaron con la cara de un tierno bebé el resultado es tan desconcertante?

El mundo no carece de comida extraña y a veces inquietante, sea falsa o real. Pero si pensábamos que lo habíamos visto todo, llega la artista Lim Qi Xuan, alias Quimmy Shimmy, y nos deja sorprendidos a la par que desconcertados. Hablamos de su nuevo proyecto, la serie de macarons de arcilla polimérica que ha creado, cada uno de los cuales presenta las caras antropomórficas de bebés humanos.

La artista, que ha demostrado poseer una enorme afición por el mundo de la fantasía, la anatomía y la repostería, no es la primera vez que crea piezas tan espeluznantes. Su arte va desde cabezas de bebés en palos de piruleta o enlatadas en tarros, hasta corazones sangrientos en la masa de las tartas o entre rebanadas de pan. Digamos que el arte de Lim no es apto para aprensivos ni personas con el estómago delicado. Y es que, aunque no sean comestibles, son tan hiperrealistas que lo parecen.

Con todo esto, la artista busca demostrar que lo tierno del mundo, como son los bebés, solo se ve así por el contexto en el que está ubicado, no por la naturaleza del objeto o ser. Así, Lim muestra también la vulnerabilidad de la vida y lo fácil e inevitable que resulta morir, algo que también puede observarse desde otro punto de vista estético. Así que si quieres seguir viendo la vida como ella, y tu curiosidad por sus obras está sobreexcitada, sin duda, debes aventurarte más allá de esta publicación y adentrarte en su página web.