Lloret de Mar, destino referente en cocina saludable

Alimentos healthy, tratamiento de alergias y cocina tradicional son los tres ejes de un proyecto con el que el ayuntamiento costabravense se une a la Fundación Alicia.

No satisfecha con haberse erigido como punto de encuentro de simposios y congresos médicos, de campeonatos deportivos internacionales, o de familias que quieren disfrutar juntas las actividades propias del estío, Lloret de Mar (Girona) vuelve a impulsar un nuevo proyecto para escapar del constantemente atribuido turismo de borrachera. Esta vez, y tras haber unido fuerzas con la Fundació Alicia –impulsada entre otros por Ferran Adrià o el cardiólogo Valentí Fuster con el objetivo de mejorar la alimentación de las personas–, la pequeña localidad costabravense ha puesto en marcha un plan a cinco años vista para convertirse en una destinación pionera en cocina saludable.

Una iniciativa en la que también participan la Associació de Bars i Restaurants y el Gremi d’Hostaleria del municipio, y que tal y como ha explicado el director general de la Fundació Alicia, Toni Massanés, consta de dos fases diferenciadas. Una primera que se centrará en la cocina saludable ofrecida en los diferentes establecimientos y en la gestión de alérgenos e intolerancias alimentarias. Y una segunda (a partir de 2019) en la cual la cocina tradicional del municipio se convertirá en la protagonista.

“Durante el último año, la Fundació Alicia ha llevado a cabo una investigación exhaustiva con el fin de establecer el mapa de la restauración de Lloret y para identificar sus ejes principales y potencialidades. Una vez completada la investigación, se ha desarrollado un plan estratégico a largo plazo para reformular esta gastronomía”, ha señalado Massanés para referirse a un proyecto que según él se basa en tres factores principales: “sano, sostenible y bueno”, y al que de momento se han sumado establecimientos que suponen 12.000 de las 29.000 camas disponibles en Lloret.

Una especialización no obstante que según ha subrayado el presidente del Gremi d’Hostaleria de Lloret, Enric Dotras, requiere de la adaptación de restaurantes, bares, cafeterías, panaderías, establecimientos del ámbito de la restauración, y también de la restauración de los hoteles del municipio.

“El primer paso es lograr la implementación del Distintivo de Alimentación Mediterránea (AMED) en los establecimientos [que implica cumplir una serie de requisitos como cocinar con aceite de oliva, incorporar platos a base de verduras y productos integrales en el menú y la carta, además de potenciar un consumo responsable del alcohol], y cumplir con los nuevos criterios de gestión de alergias e intolerancias alimentarias que ha definido la Fundació Alicia”, ha señalado Dotras.

Y del mismo modo se ha expresado el presidente de la Asociación de Bares y Restaurantes de Lloret de Mar, Nino Gómez, quien ha asegurado que el “objetivo último de esta iniciativa es muy claro: queremos que cuando un cliente llegue a un restaurante de Lloret sólo tenga que mencionar cuál es su alergia y que no hagan falta más detalles, porque la persona que lo atenderá podrán anticiparse a sus necesidades”.

Asimismo otros de los ámbitos en los que el nuevo modelo gastronómico de Lloret quiere incidir durante los próximos cinco años son:

  • La formación del personal de cocina y sala para poder atender a las personas que tengan problemas con el consumo de algunos alimentos.
  • La mejora de los procesos de cocina a partir de los cursos que impartirá la fundación.
  • La elaboración de nuevas cartas y menús con platos aptos para todo tipo de comensales.
  • La no discriminación de productos ‘gluten free’ en los bufets de los hoteles apostando por un modelo sin parcelas que evite la discriminación de estos alimentos, y por  un alto componente de show cooking para personalizar los platos finales.
  • La especialización de la oferta gastronómica dirigida tanto a deportistas (en especial ciclistas, un cliente habitual de los hoteles de Lloret) como a vegetarianos y flexiterianos.

Mientras, por su parte, el alcalde de Lloret, Jaume Dulsat, ha enmarcado el proyecto dentro del plan estratégico para la reconversión turística del municipio ya que aunque desde el consistorio se tienen la percepción de que ya se ha “creado marca como destino turístico”, no hay la misma consolidación “con la oferta gastronómica”.

Sobre la Fundación Alicia

La Fundació Alicia es un centro de investigación en gastronomía. Investiga productos y procesos culinarios; innova y trabaja para mejorar la alimentación de las personas, con especial atención a las restricciones alimentarias y otros problemas de salud; fomenta la mejora de los hábitos alimentarios y realza el patrimonio alimentario y gastronómico de los territorios. Alicia es una fundación privada sin ánimo de lucro creada en 2003.