Las frases más inspiradoras de Julia Child

La cocinera americana logró fama al introducir la cocina francesa en Estados Unidos a través de sus sencillas recetas y auténticos sabores. Estas fueron sus lecciones más valiosas.

Julia Child nació en California en 1912. Sus inicios en el mundo laboral se relacionaron con la publicidad. La llegada de la segunda guerra mundial supuso que formara parte del escuadrón de mujeres. Fue aquí donde conoció a Paul, quien con el tiempo se convertiría en su marido. Él la introdujo en el universo de la alta cocina. Una vez terminada la guerra se mudaron a Francia por razones de trabajo. Fue en el país vecino donde Julia Child comprendió la importancia de la gastronomía, ya que se impresionaba por los sabores y las técnicas de los chefs franceses. Julia se enamoró de la cocina y de la variedad de sabores parisinos. Su pasión la guió a estudiar cocina a Le Cordon Bleu, donde aprendió más técnicas y desarrolló su maestría en culinaria francesa. Gracias a los conocimientos adquiridos en esta escuela sedujo al pueblo estadounidense con el libro Mastering the Art of French Cookinguno de los libros gastronómicos más vendidos de la historia. Repasamos las frases inspiradoras de una de las cocineras más famosas de América.

Sobre la autoridad
“Solo habla en voz alta y de forma rápida, declara tu posición con total convicción, como hacen los franceses, ¡y lo pasarás en grande!”

Sobre la pasión
“Encuentra algo que te apasione y mantente tremendamente interesado en él”.

Sobre la prueba y el error
“Este es mi consejo invariable para todas las personas que quieren aprender a cocinar: prueba nuevas recetas, aprende de tus errores, sé valiente y, sobre todo, diviértete”.

Sobre la actitud
“El único obstáculo real es el miedo al fracaso. En la cocina tienes que tener una actitud de diablo”.

Sobre el miedo
“Si tienes miedo a la mantequilla, usa crema”.

Sobre la experiencia
“Nunca sabrás todo sobre nada, especialmente algo que ames”.

Sobre la calidad
“Un libro de cocina es tan bueno como su receta más pobre”.

Sobre la posibilidad
“Si estás en una buena profesión, es difícil aburrirse, porque nunca habrás terminado; siempre habrá trabajo que aún no hayas hecho”.

Sobre la gestión del tiempo
“Y recuerda que un soufflé te esperará. Puedes prepararlo dos horas antes, hacerlo reposar, hornearlo unos 40 minutos antes de servirlo. ¡Lo importante es cómo cronometrarlo para que ninguno de los dos se derrumbe!”

Sobre la preparación
“Siempre comienza con un bote más grande de lo que crees que necesitas”.

Sobre la confianza
“¡Vamos a la cocina, y vamos a hacer la mejor torta de chocolate que hayas puesto en tu boca!”