Lagom: el nuevo ‘hygge’ danés entra en la cocina

Según Google será la palabra del 2017 y su “justa medida” nos hará encontrar el balance en la cocina.

 

Año nuevo, palabras nuevas. Justo cuando empezábamos a incorporar el hygge -concepto danés del que ya os hablamos en otro post sobre un estilo de vida basado en los pequeños detalles y el calor del hogar- en nuestras vidas, aparece un nuevo sustituto: el lagom.

Formada por “laget” y “om” -frase usada por los viquingos- y de origen escandinavo, significa “ni mucho ni muy poco, simplemente el punto justo”. Tiene el equilibrio y la moderación como mantras a seguir para el día a día y, además de en la cocina, sectores como la moda, cosmética y decoración ya lo han incorporado.

Aplicado a la gastronomía, la idea nórdica se traduce en encontrar el balance justo de ingredientes, cantidades y alimentos, y hay muchas formas de traerlo a tus platos y fogones: escoger copas y vajillas ni muy grandes ni pequeñas -para no acabar tirando la comida que sobra-, hacer una lista de la compra -ceñirse a ella-, reciclar y reutilizar las bolsas de plástico o simplemente regular la cantidad de sal, azúcar y de comida en general que ponemos en la mesa.

Al igual que el hygge, esta tendencia nórdica ha llegado para mejorar nuestras vidas, y de paso, hacernos ser más conscientes de lo que comemos. Este será, sin lugar a dudas, el año más armónico y slow hasta ahora.