La unión del ganchillo y la cocina

Trevor Smith es el artista australiano que produce magníficas obras de arte en crochet relacionadas con el mundo gastronómico.

Smith, residente en la ciudad australiana de Portland, fascina con el resultado de su escultural trabajo. El artista dedica entre 15 y 30 horas en cada pieza. Además de sus proyectos dedicados a la comida, también produce fundas para teteras y diversos elementos decorativos y funcionales para el hogar. En su página de Facebook podemos descubrir más.

Smith estudió Artes Visuales en el Instituto Warrnambool, especializándose en escultura. La capacidad que le otorgó esta disciplina tan compleja le permite no tener que hacer bocetos previos. Plasma la idea en su cabeza y la ejecuta sin pasos intermedios. El interés de Trevor por el arte comenzó de niño, ya que fue su madre quien le enseñó la técnica del ganchillo. Smith reflexiona sobre su afición de la infancia: “Probablemente pensaban que era niño raro, pero creo que si que lo era, quiero decir, crecí en una granja, odiaba el trabajo en la granja… y mi madre era una artesana con mucho talento, siempre estaba haciendo trabajos del hogar… y algo de eso fue por necesidad, pero la veía haciendo cosas y también me interesaba. Prefiero estar adentro de casa y no afuera, pasamos mucho tiempo juntos durante esa etapa”, cuenta a OpenABC.

Obtuvo su primera máquina de coser cuando tenía 15 años y, desde entonces, no ha mirado hacia atrás. Trevor señala que, actualmente, las industrias textiles y de la moda son dominio de ambos géneros. Cita a otros artistas del crochet a los que admira: Chilli Filly, que hace sombreros de ganchillo con temas de comida, y Kirsten Fredericks, que está produce asombrosas obras de arte con forma de falo tejidas a ganchillo.

Smith trabaja como conservador de colecciones culturales del Museo Histórico de Portland. Su obra ha sido expuesta en diversas ocasiones. Su última exposición se llevó a cabo en Penola, su ciudad natal. El nombre de la muestra fue Two Trevors. Las creaciones para esta ocasión fueron inspiradas por las personas, los animales, los iconos y las historias de la zona autóctona del autor, incluidas Mary McKillop y Miss Australia 1962. Déjate sorprender por estas curiosas obras de arte.