‘La sobremesa’ de Carolina Spencer

Un bodegón con flores, cartas del tarot, cigarros y velas para celebrar las reuniones alrededor de la mesa.

La diseñadora de Matagalán interpreta de manera personal la última colección de DOIY, elevando sus productos a una esfera de misterio, con tintes esotéricos y pinceladas de decadencia. Esta iniciativa inaugura #doiygallery, una nueva propuesta de la marca que busca colaboraciones significativas con creativos de diversos ámbitos.

La idea central de la composición gira en torno al concepto de sobremesa. Carolina juega con las proporciones y dimensiones de los diferentes objetos para crear así un entorno de contraste, que casa perfectamente con la delicada imperfección que confieren los cigarros a medias, el vino y las pastas.

Spencer es una artista chilena afincada en Barcelona que lleva 4 años dedicándose a un atípico diseño floral. Su proyecto, Matagalán, la define completamente, y se renueva y cambia constantemente; pues así es ella. Es capaz de encontrar el equilibrio perfecto entre decoración, arte y plantas. Además, desde hace poco diseña también cerámica, sobre todo jarrones y vasijas que posteriormente se convierten en el hogar de las flores, aportando armonía al resultado final.

DOIY, la marca catalana de objetos de decoración que nació en 2009, es propensa a incluir en sus colecciones elementos bizarros que nos transportan a universos paralelos: espejos en forma de ojo, bicicletas corta-pizzas, exprimidores cactus… En el bodegón apreciamos velas de la colección Hestia, que convierte columnas corintias y jónicas en saleros y pimenteros, el busto de Apolo en taza o el Coliseo en un bowl para comida. La marca se ha caracterizado siempre por democratizar el diseño, acercando lo original y lo exclusivo a bolsillos que no lo son tanto.