¡La manduca no caduca!

manduca-01

Nace en un mercado de Girona una iniciativa a favor del aprovechamiento de alimentos, bajo el grito de que ¡aquí no se tira nada!

Cada año, solo en España, se desperdician 7 millones de toneladas de alimentos. La cifra sube a 89 millones si analizamos los datos de toda Europa, y se estima que son 1.300 millones de toneladas de alimentos las que se desperdician a nivel mundial.

Mientras tanto, si atendemos al número de personas que pasan hambre, en España la cifra ronda los 5 millones, en Europa, los 19 millones,  y si sumamos las estimaciones que se dan en los países de los cinco continentes, el número se alza hasta alcanzar la cifra de 795 millones de personas. Cifras de aparente contradicción que nos hacen pensar, que quizás, no tengamos que viajar a tierras muy lejanas para encontrar a alguien, que temeroso y apesadumbrado, necesita de nuestra ayuda. ¿No sería maravillosamente justo acabar con tal sin sentido?

-“Pues oye, ahora que lo preguntas, sin duda alguna”- Algo así debieron de responder los dueños de las paradas del Mercat del Lleó de Girona. Ni cortos ni perezosos, el grupo de mercaderes han logrado poner en marcha un programa para aprovechar aquellos alimentos que, pese a sentenciados a muerte por su disforme apariencia, continúan siendo aptos para el consumo.

manduca-02

Desde que se pusiera en marcha el programa, el pasado mes de julio, multitud de legumbres, conservas, pescados, frutos secos, frutas y verduras de todo tipo han sido recogidas cada martes y jueves por personal municipal. Una vez bajo su custodia, los alimentos son llevados al Centro de Distribución de Alimentos (CDA) de la ciudad, donde, después de ser clasificados y cribados, son repartidos entre las familias más necesitadas.

Pero las tareas de esta iniciativa no terminan ahí, y sus responsables también se encargan de organizar talleres de aprovechamiento, en los que se enseña a elaborar recetas con los alimentos recogidos en el mercado.

manduca-03
manduca-04

Entonces, con todas las ventajas que esta iniciativa recoge, dónde se ayuda a los más necesitados y los responsables del mercado se deshacen de un producto que, pese a su buen estado, no van a poder vender, ¿por qué no se realiza en diferentes mercados, supermercados e hipermercados?

Quizás no debiéramos esperar y, tal y como reivindica el chef gerundense Toni Vallori, participante de la campaña de recogida, ser nosotros mismos los que pongamos en practica y recuperemos la vieja cocina de aprovechamiento. Cocina de la que por cierto, está que previsto que se publique el libro “100 recetas para el aprovechamiento de los alimentos”, elaborado ni más ni menos que por 10 estrellas Michelin, y previsto para el próximo mes de noviembre. Habrá que tomar nota.