La larga historia del chicle

¿Su origen? ¿Cómo se hace? ¿De qué está hecho? Damos respuesta a algunas curiosidades sobre el chicle.

Mascar chicle es una de las costumbres más comunes de los seres humanos y parece algo que existe desde siempre, pero, ¿sabemos cuando empezó? También conocido como goma de mascar, tiene su origen en el año 200 de la mano de los Mayas, que masticaban la corteza del lentisco para refrescar su aliento y eliminar el maíz de sus dientes. Por otro lado, algunos expertos aseguran que los habitantes de la Antigua Grecia fueron pioneros en esta práctica porque masticaban la masilla, una resina producida por un árbol del sur de Europa.

Más tarde, los Aztecas se unieron a esta práctica aunque se conoce que no estaba bien visto para todos, sólo las señoras mayores y los niños podían hacerlo públicamente.

Hasta la Segunda Guerra Mundial, el chicle se hacía de forma natural, extraído de árboles que crecen en el sur de México y América Central. A partir de ese momento se empezó a producir con látex natural, recolectado en pequeñas piezas, que se secaba para obtener el resultado final del chicle.

El chicle fue evolucionando hasta 1848, cuando se empezó a comercializar, impulsado por John B. Curtis, y se popularizó. William Wrigley y Thomas Adams fueron los nombres más reconocidos en el mundo de los chicles, éste último patentó una máquina de hacer sticks de chicle.

El proceso de fabricación del chicle es muy simple. Como dice Joan Mestres autor de “Formulation and production of chewing and bubble gum”, los pasos básicos a seguir son: mezclar los ingredientes, laminar la masa o hacer pequeños bloques, enfriarlo y, finalmente, cortarlo y empaquetarlo.

Algunos de los ingredientes que incluyen los chicles pueden ser: sabores naturales y artificiales, emulsionadores, antioxidantes y, por supuesto, azúcares.

Actualmente el chicle forma parte del día a día de muchas personas en el mundo. Para algunos es un antiestrés, para otros un entretenimiento y para otros muchos, simplemente, es una chuchería más.

Prevention

Chewing Gum Facts

Science and Food