La extraña manzana negra de Arkansas

Foto: @jessminda_joan

Con notas de cereza, vainilla y canela, parecen sacadas de un cuento de hadas y tienen la peculiaridad de que deben mantenerse en refrigeración por varios meses para poderse comer.

Las manzanas negras de Arkansas han sido cultivadas desde 1870 en un huerto del condado de Bentoville, Arkansas. Estas manzanas no se deben comer directamente del árbol, a decir verdad, lo que se debe hacer es meterla al refrigerador y dejarla olvidada hasta la siguiente temporada. Yuando sea momento de comerla, la recompensa es dulce con notas de cereza, vainilla y canela. Es necesario que se almacenen durante algunos meses en un lugar frío para que la manzana adquiere este sabor.

Después de establecer una economía en torno a la producción de manzanas negras en Arkansas, los ingresos del estado eran entre un 5 y 10 por ciento gracias a esta, pero con el tiempo la infestación de polillas fue acabando con ellas. Al pasar los años, las familias tenían sus propios árboles de estas manzanas en sus patios, pero ahora se utilizaban para la comida casera, como tartas y pasteles.

Foto: @jessminda_joan

Foto: @jessminda_joan

Actualmente, esta especie representa entre el 3 y 5 por ciento de la producción de manzana del estado y, durante la última década, los chefs locales han retomado el uso de la fruta. La manzana negra se ha comenzado a utilizar para agregar un elemento único a los acompañamientos de carne, rellenos de pastel y maridajes de queso.

Es importante saber que, si quieres conseguir estas manzanas, al aparecer en los estantes de las tiendas en la región noroeste del estado de Arkansas a fines de noviembre, debes correr a comprarlas, ya que en febrero desaparecen. Además, que los tonos de oscuridad pueden variar, pero siempre serán cercanas al ébano o tono rojo oscuro.