La dietista que enseña cómo dos platos iguales tienen distintas calorías

Una imagen, dos platos de comida aparentemente idénticos, y un reto: “encuentra las diferencias”. Una pista: las cantidades.

Todos sabemos lo ricas y sanas que son las ensaladas, pero ¿te resultaría fácil diferenciar entre una saludable y una no saludable? Parece que el hecho de ser una ensalada ya asegura ser baja en calorías, ¿verdad? Pues, con este juego, la dietista australiana, Paula Norris, ha demostrado que, por muchas dietas que hagamos e intentemos comer ‘sano’, podríamos estar haciendo las cosas mal. Si en la anterior ocasión la dietista nos daba una lección a partir de alimentos distintos (sustituía una onza de chocolate por 12 fresas o equiparaba una onza a 8 almendras), en esta ocasión hila más fino y muestra cómo el mismo plato, tiene el doble de calorías que, el que aparentemente es igual.

Con su cuenta de Instagram, la dietista lanza la pregunta pero también ofrece la respuesta. En una de sus fotos muestra dos platos de bistec con fideos de arroz y una ensalada de lechuga, tomates cherry, aguacate y cebolla roja con salsa de soya, lima y aceite de sésamo, que se ven exactamente igual. Sin embargo, un plato tiene casi 800 calorías más que el otro. Y esto se debe, nada más y nada menos, a un trozo adicional de aguacate, una cucharadita adicional de aceite de sésamo y a 80 g más de carne sin recortar que se ha frito en aceite. En la segunda versión, el plato tiene poco más de 400 calorías porque el bistec y algunos de los fideos, han sido reemplazados por vegetales adicionales.

Es decir, que el secreto no está en dejar de comer ni hacer dietas imposibles, sino en controlar los ingredientes. Ya que, si no tienes cuidado con ellos, puedes arruinar accidentalmente tu comida. “Desde que estudié dietética, no me he molestado con los cambios drásticos en la dieta para alcanzar mis metas porque sé cuán a corto plazo, insostenibles y deprimentes son. Los cambios que hago son pequeños, casi imperceptibles y distribuidos a lo largo de días y semanas. Disminuir el tamaño del servicio de alimentos densos en energía y aumentar las porciones de alimentos de baja densidad energética ha sido clave para mí”, explica Paula en su página web.