La Colmada, la tienda-bar que necesitaba Malasaña

El amor por el producto local toma forma en un coqueto espacio de los de toda la vida. Con charcutería, ultramarinos y en el que, además, poder disfrutar de una caña bien tirada.

La Calle Espirítu Santo, del concurrido barrio madrileño de Malasaña, acoge a La Colmada un  rincón donde la mezcla entre tradición y modernidad se ha convertido en todo un acierto. El local conjuga la esencia de los típicos bares de caña y barra, con un espacio donde encontrar los productos del colmado de siempre. Entre sus paredes aparecen productos que podemos degustar allí o llevarnos a casa, como los enlatadados, las conservas artesanas, la mejor materia prima del mar o los más selectos platos preparados. Tampoco falta el vermut y la completa vinoteca que acompaña a la oferta culinaria que ofrece este huequecito malaseañero.

Como si de un ultramarinos se tratara, La Colmada formada por una gallega, un gallego y un burgalés, cuenta con un área de charcutería donde probar ibéricos de Guijuelo, ahumados de León, quesos de la sierra de Cádiz o el estupendo atún de Barbate. Puedes disfrutar de ellos en el mismo local con sus tostas y tablas, o si lo prefieres también dispones de la opción de llevártelos al peso. Pero la oferta de este establecimiento no acaba aquí. Si prefieres también puedes disfrutar de su cuidada selección elaborando tu propio plato con la amplia gama de productos expuestos en el establecimiento. Además tiene un espacio de comedor, poblado por unas cuantas mesas, al que han bautizado como el patio, donde poder disfrutar con más tranquilidad de su carta.

Así que ya sabes, La Colmada se presenta como un plan de 10, perfecto para abrir boca con sus pinchos y un vermut a pie de barra, y terminar la velada con una sabrosa cena que invita a disfrutar entre el verde y azul de sus paredes de la clave de este rincón: su excelente producto.

Calle Espíritu Santo, 19
28004, Madrid
T +34 91 0176579

www.lacolmada.com