La Chingona: El sabor de México en pleno barrio de Chueca

Recetas tradicionales, platos innovadores y buenos cócteles son la receta del éxito de este restaurante.

El primer local de La Chingona, situado en Aravaca, se convirtió rápidamente en el favorito de muchos foodies de la capital. Su gran terraza y el local interior excelentemente iluminado tienen gran responsabilidad, pero lo que enamoró a los mejores paladares fue, sin duda, su sabor auténtico.

Su cocina se basa el equilibrio perfecto entre tradición y modernidad, mezclando antiguas recetas mexicanas con nuevos ingredientes que enriquecen el plato. Es esta combinación la responsable de que, en una ciudad llena de restaurantes, la oferta de La Chingona consiga sorprendernos.

Cóctel de gambas de La Chingona

El restaurante cuenta con una barra fría donde los cocineros preparan en vivo los mejores platos frescos como ostras, ceviches, aguachiles y su ya famosísimo guacamole casero, que se prepara en mortero, tal y como indica la tradición mexicana.

Además de estas refrescantes elaboraciones, la carta dispone de una gan variedad de tacos, que incluyen las mejores carnes y también, grandes delicias marinas, de forma que este sencillo plato se transforma en toda una experiencia gastronómica para todos los gustos.

Tacos de La Chingona

A la carta, elaborada por el chef Michel Reynaud, hay que añadirle una amplia selección de cócteles, que hacen del local el lugar perfecto para tomar una bebida en un contexto más casual.

Sus margaritas son las más recomendadas, pero si lo que buscamos es una experiencia potente, sus mezclas con tequila Don Julio o mezcal son la forma perfecta de entrar en contacto con la cultura mexicana de las cantinas. Atrévete con nombres tan exóticos como ‘El beso de la pelirroja’ o ‘Pasión por la Marga’.

Cóctel  de La Chingona.

El ambiente relajado y divertido de La Chingona es ideal para disfrutar de sus menús brunch, que ofrecen combinaciones aptas para no romper la dieta, e incluso, platos diseñados para hacer de la resaca una experiencia algo más agradable.

Puedes visitar la Chingona en la calle Argensola, número 7.