Komeko, la harina sin gluten ideal para celiacos

foto: chefsarahelizabeth.com

Será tu nuevo aliado en la cocina, ya que es perfecto para realizar fritos, rebozados, espesar salsas, hacer masas de pan o los postres más jugosos.

Muchos son los alimentos japoneses que se han colado en nuestra rutina gastronómica, y el  komeko promete ser el próximo en sumarse a ella, gracias a la gran variedad de recetas donde lo podemos introducir, y a la demanda creciente de todo tipo de alimentación para celíacos. Además cuenta con interesantes ventajas que lo convierten en un ingrediente muy atractivo. No contiene gluten, por lo que se presenta como una ideal alternativa a la harina de trigo, tiene un bajo índice de absorción de aceite, y aporta una textura crujiente, suave y jugosa imprescindible en platos como los fritos o rebozados.

Este tipo de harina saludable y nutritiva cunde mucho, por lo que solo tendrás que usar una pequeña cantidad para cocinar con él. En cuanto al sabor, aporta un gusto neutro al paladar que te permitirá incluirlo en una innumerable lista de elaboraciones. No hay nada que se resista al Komemo. Pero, ¿De dónde procede? Te contamos un poco más de su historia.

bakingintotheether.com

Esta harina de arroz proviene de la gastronomía nipona. Procede del término Kome, en japonés all y significa arroz crudo. Sus granos al ser molidos, se convierten en una harina blanca y muy versátil usada en numerosos platos, tanto salados como dulces. Para conseguir el resultado final, se emplea avanzada tecnología japonesa avanzada que excluye la harina de cualquier otro cereal. Además, este exigente proceso para conseguir un komeko de calidad, garantiza un mínimo daño a su valor nutricional. Crepes, pan, el tradicional rebozado, tempura, pasteles, bechamel, fideos, macarrones o tartas, cocinar con komeko promete deliciosas recetas como esas. ¿Te animas?