Kadō, el nuevo arte del Wagashi

Junichi Mitsubori ha convertido los dulces tradicionales japoneses en una forma de arte refinado que calma el alma y refleja la belleza de la naturaleza

El wagashi  es un golosina tradicional japonesa que se sirve a menudo con el té y que refleja la belleza de la naturaleza con su diseño. Para su elaboración es necesario un minucioso trabajo con movimientos específicos tanto de manos como de instrumentos por parte del artista.  Mitsubori, de 43 años, es uno de los artesanos wagashi más reconocidos de Japón y un campeón de kadō, que define como una nueva “forma de wagashi“. Mitsubori fundó su propia escuela de kadō,  que usa utensilios a medida y gestos calculados para producir una experiencia altamente estilizada. Con su estilo de presentación Mitsubori aspira a crear arte que “calme el alma” y comunique el sentido de la belleza en Japón. La música y el saber hacer del maestro de wagashi son parte integral de la interpretación, y canalizan la influencia de los elementos de la naturaleza y las cuatro estaciones de Japón en sus impresionantes creaciones.

Mitsubori incluso ha exhibido la forma de arte tradicional en el extranjero para el público internacional, presentando una actuación de kadō en la Ópera de Sídney en Australia y actuando en el Salon du Chocolat 2017 en París. Recientemente ha presentado su libro “Kado: New Art of Wagashi”, que explora su mundo a través de impresionantes imágenes. El meticuloso artesano de kadō es capaz de comunicar la belleza de su arte a través de Instagram atrayendo a un público más amplio y contemporáneo con más de 26,000 seguidores.

Fotos Akiko Oshima

@junichi_mitsubori