Incómoda y explícita, así es la exposición ‘Dipping sauce’

Diseñada para que los espectadores conozcan la parte más real de alimentos, plantas y objetos mediante un trabajo que equilibra lo bello y lo repugnante.

La exposición lanzada por la galería londinense Elefant West muestra el proyecto en solitario de la fotógrafa del oeste de Londres, Maisie Cousins, una artista muy próxima al arte hedonista y autocomplaciente que busca explorar el poder, la feminidad, la naturaleza, la tecnología, el cuerpo y la indulgencia.

Cousins, conocida por su estilo brillante y saturado, en esta exposición se centra en hacer ver la alegría de comer. En las paredes del espacio están cubiertas por las imágenes hechas a gran escala, en la que aparecen alimentos u objetos muy explícitos, con lo que se pretende envolver al espectador.

“Pasé mucho tiempo en Instagram mirando las cenas deprimentes de la gente, este proyecto es un amalgama de todas las cosas que encuentro encantadoras y divertidas sobre la comida”, dice Cousins ​​en un comunicado de prensa. Es por eso que con sus fotografías viscerales de primer plano quería explorar la relación de las personas con la comida y su forma de compartirla en las redes sociales.

Su aspecto puede resultar algo desagradable si no es comprendido con exactitud, pero gracias a esta exhibición y a la maravillosa mano de la fotógrafa, nos propone un punto de vista que en un principio probablemente no habíamos tenido en cuenta.