Hidden Factory: la última cena-experiencia en Barcelona

Hidden Factory cena

Deliciosa comida, chute de cultura, performances y gente muy diversa. Sentarse en su mesa es sucumbir a una asombrosa experiencia.

En el pintoresco barrio del Raval se esconde uno de los sitios con más cosas por contar. Si las paredes de la fábrica que ahora aloja al tándem Hidden Factory hablasen, tendríamos historias y anécdotas sin fin. En su espectacular espacio ofrecen una vivencia única y completa, que no solo entra por la boca, sino que deleita a cada uno de los comensales con una temática, un menú y un ambiente para el recuerdo.

¿Qué se esconde detrás de esta fábrica?

Esta es la última fabrica textil que queda en pie en la calle Joaquin Costa de Barcelona. Este tipo de edificios plagaban el barrio del Raval hasta finales del siglo XIX. Después de la actividad industrial, que acabó en los años 30, el edificio ha alojado a artistas tales como Antoni Tàpies, Barceló, Mariscal,… ¡Jaume Plensa estuvo trabajando y viviendo en nuestro estudio durante 10 años!

Actualmente podréis encontrar una librería de arte contemporáneo recién inaugurada en la entrada del edificio, estudios de fotografía, almacenes de vestuario y de atrezzo, pintores, escultores, etc. Nuestra comunidad nos retroalimenta con sinergias y proyectos comunes, en los que muchas veces trabajamos unos con otros.

HiddenFactory_New-19

Hidden_Factory barcelona

¿Quién hay detrás de Hidden Factory?

Detrás de Hidden Factory estamos Xavi Morón y yo, Nicolás Baud. Xavi empezó estudiando música  en Barcelona, la trompa y el violonchelo, para más tarde sumergirse en la cocina, la fotografía, la pastelería y la dirección de arte entre otros. Yo también comenzé con la música, tocando la flauta travesera en Suiza y Francia, pero también con la cocina. Más tarde, empezé con el teatro, la danza o las terapias alternativas.

Así que podemos decir que detrás del proyecto hay dos hombres del renacimiento de principios del siglo XXI. Lo del DIY llevado al extremo… ¡Todo lo que podamos hacer por nosotros mismos, lo haremos!: la decoración, la vajilla, la logística, la construcción de muebles, los vinagres, los licores, los quesos y el pan… Ahora mismo también nos estamos embarcando en un proyecto de marchantes de arte gastronómico: cualquier objeto sensible de ser utilizado en un restaurante te lo buscamos y, si no existe, te ayudamos a crearlo.

Sois anfitriones del fenómeno EatWith, que une a personas y comida. ¿Qué os motivó a uniros?

Hubo una época en la que a Xavi le dio por estudiar un máster en dirección de cocina, así que dejó el restaurante con estrella Michelín donde estaba, con Ramon Freixa, y se puso a trabajar en un hotel para poder compatibilizar los estudios con el trabajo. Como en aquel hotel se aburría mortalmente, decidió montar cenas privadas en el comedor de su piso de entonces.
Al surgir el movimiento Eatwith, decidimos retomar el proyecto y lanzarnos de lleno, y esto solo nos ha dado alegrías. La gente que contacta con nosotros por Eatwith sabe que no vienen solamente a cenar, y nosotros también sabemos que ellos no vienen solo a comer. El ambiente siempre es mágico y familiar.

Las ultimas cenas de diciembre las hemos hecho sentados en los sofás, en un menú servido en la comodidad e informalidad propia de tu casa o la de un amigo. Y es así como acabamos las veladas, intercambiando números de teléfono, perfiles en redes sociales, prometiéndonos visitas a lugares cercanos o en la otra punta del mundo… un grupo de desconocidos donde todo el mundo comparte, descubre y se abre. ¡Es casi una terapia!

hidden factory eatwith

HiddenFactory

Una de las experiencias que organizáis para EatWith es la “Cena secreta con Gaudí”. ¿De qué forma nos puede sorprender?

Utilizamos la gastronomía como excusa para sentar a la gente alrededor de una mesa y dejarse llevar por nuestro discurso. Creamos un ambiente que empieza al entrar en nuestra calle, que ya parece que estés en un mundo paralelo, en una Barcelona de postal. Nosotros elegimos una temática al año y la vamos desarrollando y cambiando, según la estacionalidad de los productos o nuestro estado de animo.

En el caso de Gaudí, queríamos reivindicar no solo la figura del arquitecto-mistico-ingeniero-ocultista-ecologista sino también la de toda una época dorada y convulsa de nuestra querida Barcelona. El menú era un tour por la ciudad, recorriendo calles y adentrándonos en sus edificios, para descubrir las recetas que nos evocan las formas orgánicas de la casa Batlló o el Park Güell. Cubertería modernista original, referencias a vinos de Tarragona, vermut de Reus, elaboraciones rescatadas de recetarios Modernistas, música de compositores de la época e incluso guiños a Dalí, el gran defensor de la obra de Gaudí… ahora, esta cena la acabamos de dejar guardada en la cartera de experiencias a la carta.

Nuestra siguiente locura es un proyecto en el que llevamos trabajando hace un año: un paseo por la historia de la cocina catalana a través de sus lugares, culturas, épocas, productos y técnicas. Desde las colonias griegas de Ampurias, La Tarraco Imperial Romana y la Girona Sefardita, a la dominación en el Mediterráneo, el descubrimiento de América, la guerra de sucesión, el modernismo, la nouvelle cuisine y los platos vintage del sXX a la cocina molecular de Ferrán Adriá. Toda la vajilla, cubertería y música también irá relacionada con cada época, y las bebidas serán cocktails inspirados en bebidas históricas como la hidromiel o el hipocrás… la coherencia para nosotros es lo mas importante a la hora de parir un proyecto.

¿Si os tuvierais que quedar con una de vuestras cenas, con cuál sería?

Una cena muy especial para nosotros es el Opus Octopus: un menú que nace como complemento a una performance de la bailarina y coreógrafa Trinidad García Espinosa. Se trata de una degustación para 8 personas con 8 platos diferentes entorno al pulpo. Y hasta aquí podemos leer… quien quiera saber más, que esté atento a la próxima y, ¡que no dejen que se lo cuenten!.

Hidden_Factory-77

¿Pensáis que la gastronomía debería buscar nuevas formas de atraer?

La gastronomía es uno de lo sectores con el abanico de oferta y demanda mas variada. Su evolución es algo intrínseco al ser humano, a la sociedad y a la civilización. Esas nuevas maneras de llamar la atención por parte de alguien que vende algo vendrán por si solas, con la tecnología actual, las impresoras 3D o Ipads como bandeja

Referente al conjunto de conocimientos asociados al comer, te diríamos que sí. Hoy hay más información gastronómica que nunca y también interés, pero poca gente tiene conocimientos, referencias y entiende de gastronomía. En definitiva falta criterio, y eso es evidente en el mundo de las redes sociales y el periodismo donde, por ejemplo, en este país casi no existe critica gastronómica. Ahora mismo el sector debería centrarse en ser sostenible, ilustrado y responsable.

¿En Barcelona sois unos de los precursores de este nuevo formato de cena. ¿Con qué nos encontraremos si reservamos mesa?

Si asistís a uno de nuestros encuentros no iréis ni a un espectáculo, ni a una cena. Vendréis a encontraros con vosotros mismos, en la soledad compartida de sorber un vino con los ojos cerrados, de escuchar un violonchelo que os evoca un paisaje determinado, la mirada del desconocido que tienes en frene o al lado…

Vosotros seréis parte de la experiencia, y si nos dejáis, os abriremos nuestro pequeño mundo para que os podáis llevar un trocito con vosotros. Tenéis propuestas tan interesantes como la gastronomía erótica o las cenas del siglo XIX.

Hidden Factory

Hidden Factory

¿Cuál ha tenido mejor acogida popular?

Podría ser el Za-tapeao flamenco, el cual nos piden hasta en bodas fuera de Barcelona. Es una experiencia alrededor de las músicas y los sabores de las 8 regiones de Andalucía, y lo organizamos junto a la cantante Izä y el guitarrista Albert Pons. La gente descubre que hay vida mas allá de las sevillanas y del gazpacho, ¡porque también hay tangos y alegrías, hay atunes de Barbate, hay palo cortado y hay manzanilla!

Y ya para finalizar, ¿qué plato de la fábrica destacáis?

No sabríamos cuál elegir… ¡es como si le preguntas a una madre que elija cual es su hijo preferido! Hablaremos de una receta fácil para que todo el mundo lo pueda probar en casa. Los ingredientes necesarios son:

Ganache de Foie 500g de foie
500g de nata para montar
sal pimienta
un chorrito de salsa de soja
un chorrito de brandy, coñac o vino dulce

Poned la nata a calentar y trocead el foie fresco, poniéndolo en el baso del turmix. Cuando la nata empiece a hervir, hay que verterla sobre el foie y triturar con el turmix. Sazonad con la sal, la pimienta, la soja y el licor al gusto, y guardadlo 4 horas mínimo en la nevera. Tendréis una textura como de nutella pero de foie, y podréis hacer trufas saladas o incluso bañarlas en chocolate. También la podéis poner a montar como si fuera nata, así tendréis una mousse para combinar con lo que queráis. ¡Delicioso!

Hidden Factory Barcelona