Guillermina Madrid: moderno, cosmopolita y desenfadado

El restaurante, ubicado en The Pavilions Madrid, juega con una propuesta fresca a través de una carta diseñada con productos de temporada y mucha variedad.

Guillermina es el proyecto culinario del chef Guillermo Salazar, quien después de pasar por los restaurantes más prestigiosos de España y Nueva York, decide representar la influencia de diferentes culturas y experiencias vividas en este maravilloso restaurante.

Está ubicado en The Pavillions Madrid, un lujoso e innovador hotel boutique en el barrio de Chamberí en la calle Amador de los Ríos 3, el cual esta muy bien ubicado cerca de museos y galerías de arte, como Marlborough y el Museo de Cera, que terminan de enriquecer la experiencia.

El estilo de Guillermina se define por ser una cocina de productos de calidad con un diferenciado toque mediterráneo, sin renunciar a la fusion de culturas, tradiciones y técnicas que ha sabido combinar el chef en cada plato. La carta ofrece distintas propuestas; desayuno, brunch, almuerzo, afterwork y cena. Y el menú esta diseñado en cuarto partes; las entrantes o platos para compartir, de los cuales destacan el pulpo con aliño Thai y la ensaladilla rusa de centolla. El Raw Bar, que ofrece ostras guillardeau, tiradito de corvina, steak tartar y tartar de toro. Los platos principales van desde el salmón con pisto, avellanas y manzana, el lomo bajo perfumado con trufa y acompañado de patatas fritas, hasta el tagliatelle de almejas y salsa verde. Y, por último en la selección de postres se encuentran el yogurt con zanahoria y lima, las fresas bañadas en vinagre de jerez, nata y vainilla, la pannacotta con Campari y naranja, y el chocolate con toffee, sal y aceite de oliva. Y para los que queden con ganas de probar todo, también esta disponible el menú de degustación por 48€ (por persona).