Está todo mal: Así se marina correctamente la proteína

Pechuga de pollo, vía Primavera Kitchen. 

Al contrario de lo que siempre nos ha dicho la sabiduría popular, la técnica tradicional no consigue aportar todo el sabor de los condimentos.

El buen tiempo nos trae de nuevo las barbacoas que reúnen amigos y familiares con la excusa de una buena comida y mejor conversación. Como siempre nos han hecho creer, todos cumplimos con el ritual de marinar la carne antes de ponerla en la parrilla.

Bien, pues al parecer, este método es erróneo ya que provoca que el aliño se queme al entrar en contacto con las brasas, mucho antes de conseguir impregnar la carne de sabor. Así, varios entendidos han apostado por recurrir a la tradición mediterránea, especialmente la española y revivir la técnica del escabechado.

Escabeche de verduras, cortesía de Hogar Manía. 

El escabeche es un método tradicional de la cocina española que consiste en preparar la proteína al natural para, una vez cocinada, marinarla con una mezcla de vinagre y otros condimentos que, además de aportar un sabor muy reconocible, pueden ser útiles a la hora de conservar el producto fresco durante más tiempo.

A pesar de sus raíces ibéricas, el escabeche es una técnica de conservación desarrollada por los árabes mucho antes de su llegada a Europa. De hecho, ya en el famosísimo libro de ‘Las Mil y una noches’ se menciona en una de sus historias una receta que se asemeja de forma notable al escabeche de nuestras abuelas más tradicionales.

Con la llegada de los pueblos árabes a la península, su cultura y tradición impregnan toda la sociedad del momento y, es ya en el siglo XVI, cuando encontramos por primera vez la palabra escrita en nuestro idioma.

Ahora, esta corriente de detractores del marinado previo a la cocción pretenden extender esta receta por nuevos territorios para «reaprender» a preparar las mejores barbacoas con un toque mediterráneo.