¿Es el aceite de coco realmente tan sano como nos lo han vendido?

Un estudio de la Asociación Americana del Corazón (AAH) indica que consumir esta sustancia en exceso puede derivar en problemas cardiovasculares

El aceite de coco, que tanto se ha aconsejado incluir en las dietas healthy, por lo visto no es tan buen aliado. Un estudio de la Asociación Americana del Corazón revela que la grasa de este aceite es saturada por lo que produce colesterol “malo”, responsable de ataques cardíacos y problemas cardiovasculares.

De hecho se ha encontrado que el 82% de la grasa del aceite de coco es saturada, cantidad muy elevada en comparación con el aceite de oliva que cuenta solo con un 14%. Tras estos análisis, Fran Sacks, autor principal del informe, hizo una recomendación “Puedes aplicarlo en tu cuerpo, pero no lo pongas dentro de él”. Sin embargo, como todo, un consumo moderado no debe ser motivo de alarma, ya que los resultados indican que las alteraciones en el colesterol solo se produjeron a quienes lo consumían asiduamente.

En definitiva, lo más recomendable es la ingesta de una dieta equilibrada y rica en nutrientes evitando consumir más de 30g de grasas saturadas al día, consejo emitido por el Public Health England, en Reino Unido.