Envases que nos avocan al vacío

Imagen de The Waste Series

¿Cuántos desperdicios genera una sola de nuestras comidas? ‘The Waste Series’ nos hace reflexionar sobre las largas consecuencias ambientales de los envoltorios de vida corta.

Sweet Sneak Studio es un estudio de consultoría creativa gastronómica con sede en Copenhague, Dinamarca. Este año 2019 empiezan no sólo con una crítica constructiva, sino también con una propuesta a la problemática cotidiana de la contaminación de los plásticos como envases de todo tipo de alimentos.

Infinitos restos no sólo de cartón, aún peor, también de plástico. Este último en todas sus versiones, ya sea en formato fino, transparente, opaco, con textura… Pero siempre con un denominador común: una vida corta y con duras consecuencia ambientales. Por desgracia, este es el panorama con el que nos encontramos la mayoría de mortales cada vez que sacamos del envoltorio los alimentos que compramos en el supermercado.

Imagen de The Waste Series

Imagen de The Waste Series

The Waste Series o, en castellano, desperdicios, es una exploración visual que pretende poner toda esta basura en perspectiva, literalmente”, cuentan las integrantes del estudio. Para este proyecto, explican que, cocinaron cuatro platos y los fotografiaron en medio del embalaje de sus respectivos ingredientes. Comparten sus expectativas y confirman que el resultado fue tan preocupante como se esperaban, ya que después de preparar cualquier plato sencillo se encontraban inmersas en lo que describen como “una fiesta de plástico”. Su inspiración para este proyecto nació de la reflexión y una cuestión concreta: todos los envases tienen un objetivo, pero ¿cómo se podrían diseñar envases más sostenibles?

Con este proyecto, el estudio danés quiere invitar tanto a diseñadores como a empresas del sector de la alimentación a investigar y plantearse nuevas maneras de gestionarlos y empezar a un plan soluciones reales para el futuro. Un futuro que antes de que acabes de leer la frase ya se llama presente.

Imagen de The Waste Series

Imagen de The Waste Series

Texto Elena Moratalla