¿Eliminar las toxinas en nuestro cuerpo con dietas?

Goop. https://goop.com/recipes/elissas-detox-tonic/

Mucho se ha hablado de estas sustancias y de cómo eliminarlas a través del detox, sin embargo no es tan sano como creemos. Nuestro propio organismo ejerce la mejor limpieza de forma natural.

La tendencia de las llamadas dietas detox lleva varios años en auge, y se intensifica después de las temporadas de fiesta o vacaciones, cuando los excesos y los “atracones” de comida son más propensos. Las redes sociales nos bombardean conanuncios promovidos por celebridades que nos invitan a “desintoxicar” nuestro organismo a través de dietas y tés, por lo que solemos caer en esa trampa.

De acuerdo con el reportaje “Detox Diets Aren’t Real or Healthy” de la revista Teen Vogue, la Doctora Navya Mysore admite que en realidad no hay ninguna evidencia comprobada que nos demuestre que los programas detox o cleansing verdaderamente mejoren nuestra salud y nos “libren” de las toxinas.

Sin embargo, es una creencia bastante popular que la mayoría de los profesionales en el área intentan disuadir. Tomar tés o jugos detox puede ocasionar síntomas peligrosos, como diarrea o fuertes dolores de estomago, ya que se desconoce de donde provienen y muchos de sus ingredientes son aditivos que pueden afectar nuestra salud.

Los últimos estudios apuntan a que la desintoxicación del organismo es innecesaria, basándose en el hecho de que tenemos órganos en nuestro cuerpo con el propósito de filtrar todas las sustancias o “toxinas” que no necesitamos, es decir el detox es un proceso natural. Los riñones trabajan para eliminar los desechos del cuerpo y regular los fluidos, mientras que el hígado (entre otras funciones) se encarga de filtrar sustancias tóxicas fuera de nuestro organismo. Por lo que debemos preguntarnos, ¿realmente puede un jugo desintoxicarnos más que nuestros propios órganos?

En definitiva, parece que la tendencia del detox es más un invento por parte de empresarios que buscan vender un tratamiento que supuestamente desintoxica tu cuerpo de las toxinas que has acumulado.

De hecho, hablamos ligeramente de las toxinas como si supiéramos lo que son, cuando en realidad ni siquiera los profesionales saben exactamente de qué están compuestas. Es por eso que debemos olvidarnos de ese término y empezar a pensar en nuestros propios excesos. Y categorizar el exceso como toxinas implica que estamos haciendo algo malo que debe ser arreglado. El truco es simple, busquemos el balance.

No esta mal disfrutar de vez en cuando de una magdalena, siempre y cuando, el resto de la semana tratemos de mantener buenos hábitos; comer comidas completas, ejercitarnos, movernos y manejar los niveles de estrés. El problema radica en que las personas normalmente quieren buscar la solución más rápida y por lo tanto la más radical.

Así que debemos reeducarnos, olvidarnos de las dietas detox y de las tendencias healthy, enfoquémonos en los métodos verdaderos; tomar mucha agua, hacer ejercicio regularmente y comer sano.

 

  –