El supermercado que utiliza hojas de plátano como sustituto del plástico

Rimping supermarket agudiza el ingenio con este envoltorio sostenible y reutilizable para sus productos.

El supermercado tailandés, Rimping supermarket, aporta su grano de arena al intentar resolver los grandes problemas de contaminación cambiando los envases de plástico por hojas de plátano. Anualmente se producen aproximadamente 300 millones de toneladas de plástico, de las cuales un alto porcentaje termina en ríos y mares; alteran las cadenas tróficas, los ciclos de nutrientes y el equilibrio de los ecosistemas acuáticos ya que las partículas de plástico son colonizadas por microorganismos, incluyendo patógenos; además, el plástico tarda cientos de años en degradarse, contiene aditivos y absorbe metales pesados, antibióticos, pesticidas y otros tóxicos, y esto sólo por mencionar algunos de los efectos negativos del plástico, de los cuales hay muchísimos más.

Ubicado en Chaingmai, Tailandia, el supermercado busca crear un impacto significativo en la guerra contra la contaminación ambiental. Envuelven frutas y verduras con las hojas atadas con una cinta, y una etiqueta pegada con el código y precio del producto. Las hojas de plátano, además, están disponibles durante todo el año en zonas tropicales, a un precio bajo y son reutilizables.

Los supermercados Rimping, han demostrado su compromiso con el medio ambiente y se autodefinen como lugar donde la compra es digna, los precios son justos y buscan el bienestar de la comunidad local y el medio ambiente.

El plástico es considerado como uno de los materiales más destructivos y, sin embargo, más utilizados en el mundo. Alrededor de 8 millones de toneladas  ingresa a los océanos, que es aproximadamente un camión de basura lleno de este material por minuto. Y esto sucede con muchos productos plásticos, como las bolsas que se utilizan en el supermercado, que pueden tardar hasta mil años en desintegrarse.

Afortunadamente, hay más países poniendo manos a la obra para reducir su consumo. Aunque hasta el momento son 15 países y ciudades que toman el problema en sus manos, es un hecho que el resto del mundo debería imitar. Dentro de estos se encuentran Kenya, Taiwan, Montreal, Malibu, entre otros. No obstante, las repercusiones que ha tenido el uso excesivo de plástico y otros materiales que tienen un fuerte impacto en el medio ambiente es un tema que preocupa a muchos y en el que tenemos gran camino por recorrer.

http://www.rimping.com