El libro de cocina de Alice B. Toklas: una mezcla de recetas y anécdotas de los artistas de la generación perdida en París

La que fuera pareja de la coleccionista americana Gertrude Stein, recopiló las recetas que ofrecían en casa a amistades como Matisse, Picasso, Hemingway y Fitzgerald

Alice B. Toklas puso en orden durante tres meses sus innumerable notas y recetas de cocina, recogidas a lo largo de 25 años, con las que agasajó a grandes amigos artistas como MatissePicasso, Hemingway y Fitzgerlad. Resultando en una compilación de 300 recetas que van desde aperitivos y ensaladas, platos principales, panes, bebidas y dulces; incluyendo recetas aportadas por amigos como Cecil Beaton Pierre Balmain. 

Sin embargo no se trata de un libro de cocina, sino de un libro de anécdotas y comentarios sobre su vida en París durante la Primera Guerra Mundial con su pareja, la coleccionista y escritora Gertrude Stein, en donde las recetas actúan como un cemento que le da unidad a sus recuerdos.

Stein, oriunda de Pensilvania, se mudó a París en 1903 para emprender una carrera literaria, que produjo Tender Buttons y Three Lives, y trabajos sobre temas homosexuales. También fue una prolífica coleccionista de arte y anfitriona de un salón en donde se reunían intelectuales de la época, artistas y escritores extranjeros, como Ernest Hemingway, Sherwood Anderson y Ezra Pound. Hoy en día, Gertrude Stein se considera un ícono de la literatura modernista.

Fue en 1907 que Toklas llegó a París y pronto conoció a la escritora. Comenzó como su asistente, pero la pareja pronto formó un vínculo romántico. Pasaron gran parte de su vida juntas en Francia, hasta la muerte de Stein. Durante ese tiempo Toklas limpiaba, cocinaba y compartía la comida con amigos del alto círculo bohemio en París del cual la pareja formaba parte.

Después de la muerte de Stein en 1946, el editor Simon Michael Bessie y el fotógrafo Carl Van Vechten, le propusieron a Toklas, ya una mujer mayor de 77 años que llevaba una vida precaria, escribir un libro de memorias sobre su vida con Gertrude y las relaciones de ambas con los diferentes escritores y artistas que fueron pasando por su vivienda del número 27 de la Rue de Fleurus en París. Es así, es como Toklas decide hacer un libro de cocina lleno de recuerdos.

El resultado, El Libro de Cocina de Alice B. Toklas (1954), reeditado recientemente. Es uno de los libros más originales del siglo XX, y es que no es un libro de cocina ni un libro de memorias, los capítulos no siguen un orden cronológico y pasan de un tema a otro, engarzados entre personas y anécdotas, en donde las recetas le dan unidad al libro. Famoso también por los «Hashish Fudge»receta para los brownies de hachís que levantó cejas y se omitió en la primera edición estadounidense.