El Jardín de las Delicias del Bosco en tu mesa

plat1

La firma de menaje Cookplay sigue revolucionando el arte de cocinar y poner la mesa. “Nosotros hemos roto con el concepto tradicional de plato llano, plato hondo y de postre porque nos hemos replanteado la forma de comer actual”, explica su fundadora, Ana Roquero.

Ana Roquero es la cabeza pensante que se esconde tras la exitosa marca de diseño Cookplay. Desde su creación en 2014, se ha convertido en la diseñadora de cabecera de los amantes de la decoración y del menaje. Una marca española que ha redefinido el conocido arte de poner la mesa. Su exquisita utilización de las formas y su creatividad no ha dejado a nadie indiferente y le han valido el reconocimiento de los certámenes más importantes del sector. Prueba de ello es su Red Dot Design Award y su premio a la marca revelación en Maison & Objet Paris, una de las citas para profesionales más importantes dentro del mundo de la decoración y el diseño.

Además de presentar su tercera colección Shell Line —inspirada en los platos más esenciales de la buena cocina—, la diseñadora industrial ha ideado una edición limitada con motivo de la exposición del V centenario del Bosco. Su cuadro más representativo y complejo, El jardín de las delicias, ha sido el punto de partida de las singulares piezas, disponibles en la tienda del Museo del Prado y su web. Concretamente, “los montes rocosos de extraños contornos en azul intenso” que se encuentran en el panel izquierdo, correspondiente a la creación de Adán y Eva. Su imaginario simbólico, sus escenas satíricas y descabelladas… la mente de un genio se amolda en las superficies curvilíneas de las piezas de Cookplay.

Con motivo de esta especial creación, hablamos con Ana Roquero, su alma máter, para conocer más detalles sobre su trabajo.

plato2

¿Cómo surgió la colaboración con el Museo del Prado?

La colaboración surgió como una iniciativa del Museo del Prado. Conocían nuestras piezas y nos sugirieron representar en ellas algún detalle de la obra del Bosco. Nuestras  piezas son muy sinuosas y orgánicas, así que entendieron que eran las más indicadas para representar el universo onírico del famoso pintor.

¿Cuál es el juego formal y conceptual que encontramos en esta colección?

Puedes ver en todas nuestras piezas ese juego formal y conceptual del que hablas, es nuestro verdadero valor y adn. No me interesa la mera propuesta estética, cada una de nuestras piezas están pensadas para una función y un uso específico, dan respuesta a una necesidad aunque sea de futuro y de nuevos usos por llegar. En nuestro trabajo hay un auténtico estudio de coolhunting que nos lleva a diseñar objetos donde la carga conceptual es la esencia. Por eso al moverme en este terreno conceptual, la forma es la representación, la visualización.

Así puedes ver como la Colección Jomon que es para comer de catering, de pie, tiene una forma cóncava totalmente adaptada a la mano; mientras que Yayoi, que es para comer de una forma sana y saludable, es de pequeño formato y fácil combinación con piezas para compartir y tener variedad.

plato3

Tus diseños son fácilmente reconocibles por su originalidad y creatividad, ¿cómo calificarías el panorama del diseño de menaje en la actualidad?

He diseñado objetos de todo tipo a lo largo de mis 25 años de diseñadora industrial, pero llego un momento que me planteé diseñar objetos cuya escala fuera más cercana y táctil. En este caso, la de la mano porque me siento especialmente bien diseñando estos volúmenes. Yo creo que nuestras piezas son pequeñas esculturas que nos ofrecen  inspiración en el mundo de la mesa, que nos ayudan a que nos apetezca ser más creativos cuando vamos a cocinar y presentar un plato. A veces me cuesta llamarle menaje porque tiene una definición mas convencional que todo lo que Cookplay aporta.

Fíjate que nosotros hemos roto con el concepto tradicional de plato llano, plato hondo y de postre porque nos hemos replanteado la forma de comer actual, además siempre dándole un contexto global. De ahí nuestro lema “Global eating, local food”.

En dos años, Cookplay ha conseguido un gran reconocimiento internacional, ¿a qué crees que se debe?

Yo creo que a dos factores. Por una parte, nuestras piezas han aportado al sector del menaje diferenciación y novedad. Por otra, siempre han sido diseñadas para una comida global y de fusión.

¿Cuáles son los próximos retos de Cookplay?

En estos momentos estoy trabajando de lleno en un proyecto muy ambicioso en el ámbito del menaje universal, va a reunir toda la experiencia vivida en estos tres años.

www.cookplay.es