El inspirador Mini Bar de José Andrés

De un caviar de caracol a un árbol de postre. Estos son algunos de los platos del imaginario culinario que el cocinero español sirve en su restaurante de Washington.

José Andrés o también conocido como el mejor embajador de la comida española de vanguardia en los Estados Unidos, está arrasando e inspirando con sus innovadores platos al otro lado del charco. Y es que, este asturiano, aprendió en la cuna donde empezó todo, en El Bulli del Ferrán Adriá y ahora cuenta con más de una docena de restaurantes por el país norteamericano.

Imágenes: FineDiningLovers

Sin dudas, José Andrés, ha establecido un punto de referencia para los profesionales autóctonos. Pero además de ser uno de los cocineros más consolidados dentro y fuera de España, compagina su vocación de chef con la labor humanitaria alimentando miles de bocas por todo el mundo.

El estilo ecléctico de cocina del asturiano no conoce límites. Su cocina, una mezcla perfecta entre sofisticación, personalidad, innovación y calidad sobre todas las cosas. Todo ello, le ha permitido obtener no una, sino dos estrellas Michelin con su restaurante Mini Bar en Washintong DC, considerado como «un santuario a la cocina de vanguardia» por el New York Times.

Imágenes: FineDiningLovers

Minibar es un restaurante muy exclusivo, con capacidad para sólo doce comensales en cada uno de los dos turnos que ofrece para cenar de martes a sábado. Las reservas se hacen con más de tres meses de antelación. Pero merece el tiempo de espera por la experiencia culinaria que ofertan. Un menú degustación donde comenzar con un Chicharrón de soja o una delicada Coca de Cebolla. Mención especial para el Squab y Uni Chawanmushi o el Punto de gambas y capuchina leche de tigre. Experimentando con la cocina molecular, el plato estrella, el Caviar de caracol y como linda final, el sorprendente Árbol de postre.

Imágenes: FineDiningLovers

Imágenes: FineDiningLovers

Imágenes: FineDiningLovers

He aquí el inspirador Mini Bar de José Andrés como punto neurálgico de la vanguardia de la cocina española en las calles de Washington. Pasen, vean y disfruten.