“Eat Joy”: recetas de alivio para los momentos más oscuros

Célebres escritores comparten algunas de sus vivencias más complicados y de cómo los recuerdos de ellas están íntimamente ligados a la cocina.

Eat Joy: Stories & Comfort Food from 31 Celebrated Writers, publicado por Black Balloon, es un libro difícil de clasificar, y su autora Natalie Eve Garrett parte de esta premisa. Es una obra multidisciplinar que puede catalogarse a la vez como libro de autoayuda, motivador, ensayístico y de cocina.

Garret recoge las historias personales más difíciles de 31 autores entre los cuales se encuentran Carmen María Machado, Claire Messud y Lev Grossman, relatos inspirados por el recuerdo de recetas. Para la autora, la comida juega un gran papel en nuestras vivencias y en la conversión de estas a memorias, por ello, un recuerdo sensorial de un plato concreto es capaz de transportarnos a un determinado lugar y un determinado momento de nuestra vida.

Como la sencilla receta de arroz blanco que la haitiana Edwidge Danticat sirvió a su padre tres días antes de que este último muriera o el recuerdo de la escritora Diana Abu-Jaber de su tía comiendo hojas de za’atar antes de ser obligadas a abandonar su hogar durante el conflicto palestino – israelí.

Los orígenes del libro se remontan a 2016 cuando la escritora estaba pasando por una situación complicada debido a la enfermedad de un familiar. Para hacer más fácil el proceso, tuvo la visión de crear un libro que acogiera la idea de un proyecto colectivo que tuviera el fin de hacer algo bonito y delicioso a partir de algo oscuro, como si se tratara de una cena en donde los invitados ríen y lloran al contar sus experiencias más traumáticas.

A diferencia de su último libro «The Artists’ and Writers’ Cookbook: A Collection of Stories with Recipes» en el que las recetas eran ya el centro de las historias, este tiene impregnado el carácter de adversidad y superación. Gira alrededor del hecho de que ciertas comidas nos llevan a recuerdos, recuerdos que, muchas veces, son preciosos y nostálgicos, pero en otras ocasiones, tal y como se recoge en este trabajo, están conectados a experiencias difíciles, momentos de incertidumbre y de terror, pero de los que también aprendemos y por ello, como dice Garrett, también debemos estarles agradecidos. La comida no solo marca estas vivencias, sino que también, en ocasiones, ayuda a restablecer la armonía en la vida de estos autores; la cocina tiene un poder curativo que ayuda a sobrellevar las situaciones más difíciles de superar.

Precisamente esta idea de “si la vida te da limones, haz limonada” ayuda a la ilustradora Meryl Rowin a construir la divertida portada de esta obra, con un limón en el centro de la composición, que pretende confortar y fomentar el ser resilientes en los momentos más amargos de nuestra vida. Estas inspiradoras historias vienen potenciadas por el valor artístico de unas maravillosas ilustraciones que ayudan a construir  y a plasmar mejor los recuerdos de los 31 escritores.

Foto: ilustración realizada por Meryl Rowin para la historia de Carmen María Machado,